Público
Público

Menos de la mitad de los grupos de riesgo no se ha vacunado ni piensa hacerlo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Menos de la mitad de los grupos de riesgo no se ha vacunado contra la gripe A ni piensa hacerlo, según la segunda parte de una encuesta sobre la campaña de vacunación en la que han participado medio millar de personas y que ha llevado a cabo el Observatorio Sanitario del Consejo General de Enfermería.

Si hace tres semanas el porcentaje de dichas personas ascendía al 52,6 por ciento, en la actualidad ha descendido 7,4 puntos, hasta llegar al 45,2 por ciento.

"Se está desactivando el sistema de vacunación", ha declarado hoy el presidente del Consejo General de Enfermería, Máximo González, quien ha explicado que el porcentaje de población mayor de 18 años que se ha vacunado o tiene previsto hacerlo está en torno al 14,25 por ciento de la población general y al 45,2 por ciento de los grupos vulnerables.

Las cifras representan algo más de 4,5 millones de personas de los cerca de 10 millones de ciudadanos que el Ministerio de Sanidad y Política Social ha previsto vacunar en esta campaña.

"Esta situación se corresponde claramente con la disminución del número de casos que llevamos experimentando las últimas semanas y con la mínima incidencia de situaciones de gravedad", ha añadido González.

Ha destacado que, en estos momentos, sólo un 30 por ciento de la población total considera la gripe A una enfermedad grave o muy grave frente a un 64 por ciento que la califica de leve o muy leve.

Asimismo, ha aumentado desde el 33,1 por ciento al 44 por ciento las personas de los grupos de riesgo que perciben la enfermedad como muy grave o grave, lo que demuestra, según González, que "está calando la llamada de atención que venimos realizando desde las profesiones sanitarias".

El presidente de la Enfermería ha subrayado que todavía persiste "una alta desidia" entre la población de riesgo que resulta "preocupante", ya que no inmunizarse frente a este virus "supone un peligro real".

De hecho, ha disminuido el porcentaje de enfermeros y médicos que no recomienda la vacuna a sus pacientes, pasando del 3,7 por ciento en la primera oleada del estudio al 7,3 por ciento actual.