Público
Público

El mercado de los móviles caerá en 2009

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las ventas de móviles disminuirán el próximo año al ritmo más rápido hasta ahora a medida que los consumidores recortan sus gastos, según una encuesta hecha por Reuters, y aumenta la preocupación de los analistas de que los teléfonos se acumulen en las tiendas.

En promedio, la encuesta hecha a 36 analistas muestra que el volumen del mercado global caerá en un 6,6 por ciento el próximo año y un 5,7 por ciento en el cuatro trimestre, que habitualmente es un periodo de grandes ventas debido a la temporada de las fiestas de final de año.

En una encuesta similar realizada a principios de noviembre, los analistas pronosticaron que el mercado crecería en 2,6 por ciento en 2009.

Sin embargo, desde entonces, Nokia, el mayor fabricante de móviles del mundo, ha hecho dos advertencias sobre el crecimiento del mercado, y el 4 de diciembre dijo que su mejor pronóstico era una caída del cinco por ciento para el próximo año.

"El miedo y la incerteza están causando que muchos proveedores y consumidores retraigan la compra de sus próximo terminales", dijo el analista de Strategy Analytics Neil Mawston.

La demanda de productos de electrónica ha disminuido al comienzo de la temporada de ventas de final de año, provocando la pérdida de 16.000 empleos en Sony y las advertencias sobre la caída de los beneficios en Samsung y en Texas Instruments.

NUEVA CRISIS

Los analistas prevén escenarios dispares, que van desde contracciones del mercado del 13 por ciento al crecimiento del tres por ciento para 2009. Sólo dos personas consultadas esperaba un crecimiento el próximo año.

"Una caída de entre el cinco y el 10 por ciento es la mejor predicción en este momento", dijo el consultor de Nordea Martti Larjo.

El mercado de los móviles, que mueve 190.000 millones de dólares, nació en 1980 y se convirtió en un industria de gran crecimiento a finales de los 1990. En 2001 sufrió su único revés hasta ahora con una contracción del seis por ciento.

Los analistas creen que los fabricantes pueden sufrir más con esta crisis, ya que en 2001 las ventas de reemplazo sufrieron pero continuaron existiendo nuevos clientes debido a la baja penetración que los móviles tenían entonces.

El mercado europeo, donde casi todo el mundo cuenta con un terminal y los márgenes son más grandes debido a las grandes ventas de teléfonos muy avanzados, caerá bruscamente este año y los analistas dicen que la tendencia se mantendrá el próximo año.