Público
Público

Los mercados presionan para que Europa despeje el problema griego

S&P baja el rating heleno al nivel más bajo del mundo, CCC, que no ostenta ningún otro país. El contagio de la situación llega a España y el riego país sube hasta 253 puntos. Bruselas aborda hoy soluciones a

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

¡Quiero una solución, ya! Si los movimientos de los mercados pudieran traducirse al lenguaje cotidiano, ese podría ser el grito que lanzaron ayer a los políticos europeos que tienen que resolver la situación de las finanzas griegas. Y por si esa presión no fuera suficiente, la agencia de calificación de riesgos Standard & Poor's dio otra vuelta de tuerca. Ya con las bolsas europeas cerradas, anunció una nueva rebaja del rating de la deuda helena hasta el inusual nivel de CCC; tan por debajo del bono basura que no hay otro país que ostente ahora esa calificación tan baja. Incluso Pakistán estaría en mejores condiciones financieras según S&P.

La presión de los grandes inversores se hizo especialmente patente en el mercado de deuda pública, casualmente en una semana en la que hay programadas emisiones de deuda en los principales países de la periferia de Europa, España entre ellos.

El riesgo de impago de Grecia marca máximos históricos en 1.598 puntos

Los seguros contra un posible impago en las finanzas helenas (los llamados CDS) se dispararon a niveles nunca vistos en la historia: 1.589 puntos básicos. El tipo de interés del bono griego a diez años también marcó máximos y roza el 17%. La presión de los grandes inversores no se centró sólo en Grecia. Junto a los griegos, los CDS que más subieron en la sesión de ayer fueron los de Irlanda y Portugal. 'La presión se ceba en aquellos que tienen que hacer privatizaciones. Así, los precios de estas ventas serán mucho más bajos', advierte un operador del mercado.

España también se vio salpicada, aunque, según explican los operadores de Bolsa consultados por Público, 'no hay una presión especial sobre el país'. Eso sí, los CDS españoles subieron hasta los 283 puntos básicos, desde los 272 que habían marcado el viernes. El diferencial de los bonos a diez años españoles frente a los alemanes subió un punto en la sesión hasta los 253 puntos básicos y su rentabilidad está en el 5,4%. 'No hay presión especial contra España, pero sí es cierto que los inversores están castigando que las reformas anunciadas (laboral, financiera) no están evolucionando como se había anunciado', reconoce Daniel Pingarrón, estratega de IG Markets.

El comisario de Competencia, Joaquín Almunia, ayudó a sembrar aún más la desconfianza al asegurar que si España no cumple su objetivo de déficit para este año o no presenta unos presupuestos creíbles para 2012, lo pasará 'muy mal'.

No hay una presión especial contra España, según los operadores de Bolsa

Mientras, ayer, las bolsas hicieron caso omiso a estas tensiones. La alemana y la francesa, porque cerraron por festivo, y el resto, porque, según Pin-garrón, 'el tema de un impago en Grecia está tan asumido que las noticias de ayer no sorprenden a los pocos que están ahora invertidos en renta variable'. Así, el Ibex 35 saldó la jornada con una ligera variación a la baja del 0,05%, hasta los 9.950 puntos; en línea con el movimiento del resto de bolsas europeas incluida la helena.

Los que sí tendrán que lidiar con esa presión serán los ministros de Finanzas de la zona del euro, que esta noche en Bruselas celebrarán una reunión extraordinaria para avanzar sobre el segundo rescate de Grecia, que el próximo lunes pretenden dejar zanjado. El Eurogrupo debe decidir si obliga a los bancos a mantener su exposición a la deuda griega y evitan su fuga, algo que rebajaría el dinero total que necesita Grecia, que Alemania ha estimado en 90.000 millones más, y que podrían proceder a partes iguales de préstamos de la UE, privatizaciones de empresas públicas y la renegociación de parte de la deuda con los bancos.

Sin embargo, el BCE mantiene, junto a la Comisión Europea, su escepticismo ante esta posibilidad y pide que toda implicación de los bancos en el segundo rescate sea voluntaria para evitar la tormenta en los mercados. La agencia Reuters apuntaba ayer que la solución con más vías de aplicarse sería que el grupo de bancos europeos con bonos helenos en sus carteras podría aceptar la refinanciación de la deuda con la compra de nuevo bonos, por un valor cercano a los 30.000 millones de euros, pero a un plazo de vencimiento mayor para dar al país tiempo para sanear sus finanzas. Según la agencia, los 90.000 millones de deuda restantes de este segundo rescate deberían conseguirse a través de privatizaciones y nuevos créditos de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional.

El ibex 35 baja un 0,05%

La Bolsa española, en línea con el resto de plazas europeas abiertas, ignoró la presión sobre el mercado de deuda pública y apenas registró movimientos. Bajó un ligero 0,05%, hasta los 9.950 puntos.

El riesgo país de españa sube ligeramente

El indicador que se utiliza para medir el riesgo país español, el diferencial entre el bono a diez años frente al alemán, cerró ayer con una subida de un punto hasta los 253 puntos básicos, después de haber rozado durante el día los 260 puntos.

El euro, máximo histórico contra el franco suizo

El euro y el resto de grandes monedas de planeta marcaron ayer máximo histórico contra el franco suizo, la moneda considerada máximo refugio en momentos de indecisión económica.