Público
Público

Miles de colombianos exigen libertad para rehenes de las FARC

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Luis Jaime Acosta

Miles de personas vestidas con camisetas blancas volvieron a salir el viernes a las calles de las principales ciudades de Colombia para exigir a las FARC la inmediata liberación de todos los secuestrados bajo el grito de "libérenlos ya".

Los manifestantes marcharon con banderas blancas, de Colombia y pancartas mientras hacían sonar silbatos y gritaban arengas a favor de la libertad de los rehenes secuestrados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"Libérenlos ya, libérenlos ya, la vida es sagrada y el secuestro la degrada", gritaron los participantes en una de las marchas por una céntrica calle de Bogotá, la capital colombiana de más de 7 millones de habitantes.

Fue la cuarta movilización en lo que va del año para exigir la libertad de los secuestrados y protestar contra la guerrilla y la violencia que sacude este país en medio de un conflicto interno de más de cuatro décadas que cobra miles de vidas.

En poder de las FARC continúan en la selva al menos 28 rehenes de carácter político y cientos de personas más por las que exigen millonarios rescates, de acuerdo con el Gobierno.

El grupo rebelde, considerado como una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, ha hecho del secuestro su segunda fuente de financiación después del narcotráfico, de acuerdo con fuentes de seguridad.

Los familiares de los rehenes de las FARC consideran que el interés del Gobierno y de la comunidad internacional por sus seres queridos disminuyó después del rescate, a comienzos de julio, de la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, tres estadounidenses y 11 efectivos de las Fuerzas Armadas.

"Que el país y el mundo se den cuenta que todos los seres humanos tienen la misma importancia y la misma dignidad que tienen Ingrid Betancourt y los norteamericanos que estuvieron secuestrados", dijo Marleny Orjuela, líder de una asociación de familias de policías y militares secuestrados.

JORNADA MENOS CONCURRIDA

La jornada del viernes no tuvo la misma participación de las protestas previas, principalmente la del 20 de julio, y en ciudades como Pasto, Popayán y Mocoa no hubo marchas ni concentraciones después de los disturbios por el colapso de firmas ilegales captadoras de dinero.

Betancourt, quien busca que los rehenes no pasen otra Navidad en la selva, participó en la jornada desde Madrid, donde pidió a las FARC la liberación de sus antiguos compañeros de cautiverio y dijo que no los ha olvidado, por lo que continuará luchando para que salgan libres.

"Están encadenados por el cuello a un árbol, están aislados, no los dejan comunicarse, probablemente les han quitado los zapatos, no pueden caminar, tienen que pedir permiso para cuanta cosa deseen, todo se les niega. Es la humillación, la sevicia, la deshumanización", afirmó.

"Tenemos que mandarle un mensaje a las FARC, es importante que las FARC nos oigan, que entiendan y que vean el repudio de todo el mundo, del mundo entero por lo que están haciendo", aseguró Betancourt en la Plaza de Colón, en Madrid, en medio de gritos de "libertad" y "no más FARC".

Betancourt, que estuvo junto al ministro de Exteriores español Miguel Ángel Moratinos, el alcalde madrileño, Alberto Ruiz Gallardón y el cantante Miguel Bosé, dijo a los líderes del grupo rebelde que los presidentes de izquierda que gobiernan varios países de América Latina no tuvieron que secuestrar ni matar para defender sus ideas por la vía democrática.