Público
Público

Miles de trabajadores secundan las huelgas temporales del metal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Miles de trabajadores se sumaron hoy de nuevo a las huelgas temporales, selectivas y de advertencia convocadas por el sindicato sectorial IG-Metall para exigir aumentos salariales para el sector.

El poderoso sindicato germano reclama incrementos salariales de hasta el 8 por ciento para los 3,6 millones de trabajadores del sector, mientras la patronal no ofrece hasta ahora mas que un 2,1 por ciento de incremento de los sueldos y una paga extra suplementaria del 0,8 por ciento para los meses de noviembre y diciembre.

Los paros temporales y selectivos de advertencia se trasladaron en esta jornada al norte del país como en el históricio astillero Blohm & Voss de Hamburgo, donde los operarios del turno de mañana no acudieron a sus puestos de trabajo y protagonizaron una manifestación de unas 400 personas.

Paros similares se han declarado en los astilleros Wadan en el puerto báltico de Rostock-Warnemünde, al igual que en la fábrica conjunta de morores de Mitsubishi y Mercedes en Kölleda, la fábrica de aparatos de rayos equis de Siemens en Rudolstadt o las plantas de Bosch en Eisenach y Benshausen.

"Esperamos que en la jornada de hoy la patronal se mueva de una vez y haga una oferta razonable", señaló esta mañana la portavoz de IG Metall Ina Vogel, quien anunció la convocatoria para hoy en Hamburgo de una concentración a la que se espera acudan unos 10.000 trabajadores del sector.

La pasada medianoche se declararon temporalmente en huelga los empleados de las plantas de BDH Bosch y Siemens en la localidad de Dillingen, así como los de lo fabricantes de componentes para automóviles Valeo en Wemding y Helad en Nagold.

A lo paros convocados para hoy se espera que se sumen miles de trabajadores del metal en centenares de empresas repartidas por todo el territorio germano, con especial incidencia en los estados de Hesse, Renania-Palatinado, Turingia y el Sarre.

Las partes en conflicto tienen previsto celebrar su próxima reunión negociadora el 11 de noviembre en la llamada región del suroeste de Alemania (Baden Württemberg), que tiene carácter modélico para todo el país.

Si hasta mediados de mes no se alcanzan progresos, IG Metall amenaza con declarar fracasadas las negociaciones y convocar a las urnas a sus afiliados para decidir si se declara una huelga general indefinida.