Público
Público

Un ministro francés reconoce que hay que restablecer el diálogo social

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro francés de Ecología, Jean-Louis Borloo, que algunos rumores lo sitúan como el próximo primer ministro, declaró hoy que "hay una necesidad absoluta de restablecer el diálogo social", en pleno conflicto por la reforma del sistema de pensiones, simbolizado en la escasez de carburante.

Borloo, en una entrevista a la cadena pública de televisión 'France 2', hizo un llamamiento al "consenso social", a su juicio necesario para lograr el crecimiento económico en un contexto de crisis como el actual.

Destacó que las prioridades son hacer frente al paro juvenil, pero en particular aumentar el empleo de las personas de mayor edad, ahora que la reforma de las pensiones va a elevar en dos años la edad de jubilación (de 60 a 62 años para la voluntaria y de 65 a 67 para tener derecho a una pensión completa si no se ha cubierto el periodo de cotización).

"Hemos pasado junto a una crisis de extrema gravedad" por el parón de las 12 refinerías de Francia, que se prolonga desde hace días, reconoció el titular de Ecología, cuya cartera incluye las competencias de energía.

Subrayó que sólo se ha evitado el caos por el dispositivo de crisis puesto en marcha a instancias del presidente francés, Nicolas Sarkozy, para garantizar el aprovisionamiento de las gasolineras del país, en parte importando carburante.

A ese respecto Jean-Louis Borloo señaló que esta tarde había "aprovisionamiento normal" en un 80% de las estaciones de servicio de "un 80% de los departamentos" de Francia, y reconoció que en siete departamentos "tenemos un gran problema de logística".

'France 2' indicó que en esos siete departamentos sólo un tercio de las gasolineras pueden servir carburante a los automovilistas.

El ministro puso el acento en que el problema es mínimo en las autopistas, donde sólo cinco se han quedado sin combustible y otras ocho tienen problemas de aprovisionamiento.

"Vamos a tener una lenta mejoría en los próximos días", pero "no en todas partes", precisó Borloo, que no quiso responder a las preguntas sobre los rumores que lo presentan como primer ministro en sustitución de François Fillon en la remodelación gubernamental anticipada por Sarkozy.

También insistió en que "en los trenes vamos a seguir teniendo mejoras", en alusión a la huelga de los ferrocarriles, donde el porcentaje de los que circulan ha ido aumentando progresivamente en los últimos días.

El proyecto de ley de las pensiones, que ayer recibió el voto definitivo en el Senado, debería finalizar su tramitación parlamentaria el miércoles, día 27, de forma que su promulgación por el jefe del Estado se podría formalizar durante la próxima semana, en la que los sindicatos han convocado dos nuevas jornadas de protesta, el jueves y el sábado.