Público
Público

Las minorías de izquierda plantean candidatos al Constitucional para reprobar el bipartidismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las minorías de la izquierda parlamentaria (ERC, IU, ICV y BNG) han propuesto a sus candidatos para cubrir las cuatro vacantes pendientes en el Constitucional, en un gesto con el que pretenden hacer ver que "el empate infinito" de PP y PSOE degrada la institución y transmite una imagen de crisis permanente.

Estos cuatro candidatos corresponden a las cuatro vacantes que le corresponde cubrir al Congreso, tres de ellas pendientes desde noviembre pasado y otra desde mayo de 2008.

Los candidatos propuestos, que no tienen posibilidad alguna de ser elegidos salvo que también los apoyaran los grupos mayoritarios, son los catedráticos Francisco José Bastida Freijedo, de la Universidad de Oviedo, y Encarna Roca i Trias y Antoni Rovira i Viñas, de la Universidad de Barcelona, estos dos últimos propuestos por el Parlamento de Cataluña.

A estos se añade un cuarto, promovido por el BNG, y que es Nemesio Barxa Álvarez, licenciado en Derecho por la Universidad de Salamanca y Graduado Social por la de Santiago de Compostela.

En rueda de prensa en el Congreso tras la Junta de Portavoces, el diputado de IU Gaspar Llamazares ha enmarcado la iniciativa en la necesidad de que los grupos minoritarios de izquierda "muevan ficha" para desbloquear la actual situación, al tiempo que ha emplazado al PP y PSOE a presentar sus propuestas, porque de no hacerlo "será su responsabilidad".

Llamazares ha lamentado que ese "empate infinito" entre el PP y el PSOE, que no logran ponerse de acuerdo para desbloquear la renovación del TC, está "degradando de forma importante la vida política" y transmitiendo una imagen de crisis institucional.

En opinión del portavoz de IU, sus candidatos cuentan con todos los requisitos de "calidad, formación, capacidad de diálogo y conformación de mayorías".

Ha añadido que IU tiene este "mismo espíritu" para otros organismos institucionales que sufren bloqueo en la renovación de sus componentes y aquí ha citado el caso del Defensor del Pueblo, el Tribunal de Cuentas y TVE.

Por su parte, el portavoz de ERC, Joan Ridao, ha declarado que lo que es necesario, más allá de la renovación del TC es que "desaparezca la terrible y deleznable impresión de que este Tribunal es un mercadeo lamentable entre PP y PSOE".

Este es el motivo por el cual han propuesto otros candidatos con el fin de que se integren las minorías y que haya un reflejo de la "pluralidad territorial", si bien ha dicho que los nombres no deben patrimonializarse y ha apuntado la posibilidad de alcanzar algún acuerdo al respecto con CiU.

También ha manifestado que, antes incluso de que el presidente del Congreso, José Bono, diera de plazo a los grupos hasta final de este mes para presentar sus candidatos, desde su grupo ya se habían lanzado propuestas para promover la renovación pendiente del TC.

Por su parte, el diputado del BNG Francisco Jorquera ha declarado, mediante una nota, que se trata de "romper una dinámica perniciosa, de traslado sistemático de las pugnas PP-PSOE al Tribunal Constitucional y a su renovación".

Ha añadido que el bipartidismo está "esclerotizando" la vida política, algo que se traslada a las más altas instituciones del Estado como el Tribunal Constitucional.

Por ello, ha insistido en que los proponentes quieren "contribuir a romper esta dinámica y defender un Tribunal Constitucional conformado por juristas de reconocido prestigio y que reflejen la pluralidad existente en su diversidad".