Publicado: 13.11.2014 23:30 |Actualizado: 13.11.2014 23:30

Monago oculta sus declaraciones de IRPF después de pedir a sus compañeros que las publiquen

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Extremadura, José Antonio Monago, no ha hecho pública ninguna de sus declaraciones de la renta desde que el PP anunció, a principios de 2013 y después de que se conocieran los papeles de Bárcenas, que todos los integrantes de su dirección nacional las darían a conocer. Es más, según confirmaron fuentes del Partido Popular entonces y ratifican ahora, Monago fue uno de los asistentes al Comité Ejecutivo Nacional que más insistió a sus compañeros en que los barones conservadores debían imitar al presidente del PP, Mariano Rajoy, y hacer públicas sus declaraciones de IRPF. El líder conservador colgó esta información en la web de La Moncloa el 9 de febrero de 2013.

Poco antes y poco después de hacer Rajoy este movimiento, los dirigentes territoriales del PP -menos Monago- hicieron públicas sus declaraciones de la renta. El último en hacerlo ha sido el presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, que accedió a este puesto en marzo de 2014 y menos de un mes después, hacía publica su declaración de IRPF. Sin embargo, lo único que se conoce del jefe del Ejecutivo extremeño es que cobra 77.295 euros brutos anuales (5.521 euros al mes), según recoge la web Sueldos Públicos, haciéndose eco de la información de la Junta. Es el sueldo más bajo de todos los presidentes autonómicos, según se ha encargado de trasladar el propio Monago.

"Ni un presidente ni un alto cargo pueden tener la libertad de hacer lo que deseen", aseguró Monago A sus reivindicaciones por la transparencia en el seno de su propio partido, se suma el hecho de que el Gobierno extremeño pusiera en marcha el pasado mes de mayo el Estatuto de Cargos Públicos de Extremadura. Ésta es una apuesta del propio Monago que tuvo como titular principal la limitación de mandato de los presidentes a ocho años, porque "ni un presidente ni un alto cargo pueden serlo para toda la vida, ni tampoco pueden tener la libertad de hacer lo que deseen", aseguró Monago en rueda de prensa cuando presentó el anteproyecto de ley en noviembre de 2014. El texto de esta ley incorpora también la obligación de que los altos cargos publiquen sus declaraciones de la renta.

La resistencia de Monago a publicar su declaración de la renta ya viene de lejos, cuando era el líder de la oposición a principios de 2011 y se resistía, incluso, a entregar a la Asamblea el IRPF de 2009 sin que éste fuera a ser publicado, tal y como dictaba la normativa de la Cámara regional. El entonces diputado autonómico y senador se negaba a dar su declaración de la renta a un "socialista", que entonces gobernaban la región y presidían la Asamblea. Monago sólo accedió a entregar al Parlamento -no a publicar- sus declaraciones de la renta 2009 y 2010 cuando ya era presidente autonómico, a finales de 2011.