Publicado: 25.11.2013 11:04 |Actualizado: 25.11.2013 11:04

Montoro devolverá a los funcionarios un 'moscoso' "inmediatamente"

"Hay que darles una alegría", dice el ministro de Hacienda, quien asegura que se ha anticipado la salida de la crisis y alardea de nuevo de que en España se está produciendo "un proceso positivo y necesario de devalu

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Vamos a dar una alegría a los funcionarios, que se lo merecen". Con ese tono falsamente campechano que utiliza siempre, Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, anunció en un desayuno informativo que el Gobierno va a devolver  "inmediatamente" un día de libre disposición, los llamados moscosos, a través de alguna de las leyes que están ahora en tramitación parlamentaria.

Montoro señaló que ha llegado el momento de empezar a reconocer el esfuerzo "tan importante" que han realizado los funcionarios de "todas las administraciones públicas" para salir de la crisis.

Desde 2010 los funcionarios han sufrido varias rebajas de sueldos. En 2012 el Gobierno decretó la supresión de tres días de libre disposición a lo largo de la crisis económica.

Ese fue uno de los principales anuncios que hizo el ministro. Pero hubo más: aseguró que España está en el punto de inflexión de la crisis y que se ha anticipado la salida de la crisis. Con un discurso grandilocuente —"España en es un ejemplo"; "El esfuerzo de consolidación fiscal nos coloca en la cabeza de Europa"—, Montoro alardeó una vez más "de la devaluación interna" que se está produciendo en el país: "Es un proceso sin parangón, necesario y positivo".  Un proceso que en otras cosas se ha llevado por delante 400.000 empleos públicos por delante. Dijo también que se va a cumplir el déficit público este año, que seguramente el PIB crezca en 2014 por encima del 0,7% previsto por el Gobierno y que la recaudación fiscal va a aumentar un 0,8%.

También alardeó de las medidas de financiación para las administraciones tomados por el Gobierno, como el Fondo de Liquidez Autonómica o el plan de pago a proveedores, han evitado entre 2012 y 2013 la pérdida de otros 400.000 puestos de trabajo y una caída de tres puntos del Producto Interior Bruto.

Montoro insisitió en que el objetivo es lograr liquidez para las administraciones públicas y que puedan pagar servicios públicos. "Y a esto le llaman algunos el rescate de las comunidades y las entidades locales", ironióo. "No hay nada más emocionante en la vida que rescatarse a uno mismo. Lo que hacemos es financiar los servicios públicos, no estamos rescatando a nadie". El ministro aprovechó de nuevo para resaltar la buena evolución de las entidades locales, que han "dado la vuelta" a su situación y lograron ya cerrar 2012 con superávit del 0,22%