Público
Público

Moody's alerta de que hay riesgo de que la eurozona se rompa

BBVA cree que Europa no ha solucionado "definitivamente" su crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El resultado de la última cumbre europea no ha convencido a casi nadie, y las agencias de calificación de riesgo son una excepción. Moody's dijo ayer que el acuerdo al que han llegado los líderes europeos sobre Grecia no es más que un 'alivio transitorio' y que incrementa el perfil de riesgo de todos los países de la eurozona puesto que la posibilidad de que alguno de ellos pueda abandonar la moneda es ahora mayor. Eso sí, reconoce que esta posibilidad todavía es baja.

'La demostración de Grecia de que un país en apuros desafíe al resto de miembros reaviva el fantasma no sólo de potenciales impagos más allá de Grecia, sino de que un país miembro abandone la unión monetaria o vea su estatus y sus privilegios recortados', señaló la agencia. Para Moody's, la perspectiva de que un país salga del euro agravaría la situación de los países rescatados que pretendan regresar a los mercados, encarecería la financiación para varios miembros e intensificaría las tensiones sobre la economía real.

Los nervios están a flor de piel también en Reino Unido, aunque ayer esos pronósticos apocalípticos recibieron un bálsamo del Centre for Economics and Business Research (CEBR) con la publicación de un informe que señala que si fracasa el euro con la salida de algún miembro o se fragmenta en dos áreas, a Reino Unido 'le costará mucho menos de lo que se teme', informa Conxa Rodríguez. En cifras, el colapso del euro costaría a Reino Unido un 0,5% del PIB en el año de la fractura (el informe trabaja con la hipótesis de que fuera en 2012). Las repercusiones del fracaso del euro se notarían en un plazo de cinco años. Según Douglas Mc-Williams, director del CEBR, 'el fracaso del euro no constituiría nada parecido a la catástrofe que se está presentando'.

Por su parte, BBVA Research, servicio de estudios de la entidad, considera que la zona del euro está dando 'pasos en la dirección correcta' para solucionar la crisis de deuda soberana. Sin embargo, 'no se ha solucionado definitivamente la crisis ni se ha logrado avanzar hacia una mayor integración fiscal', explicó ayer BBVA Research, informa Ana Flores. 'La unión fiscal debe acompañar a la unión monetaria para que sea creíble a largo plazo', un fleco que BBVA considera que 'debe ser abordado por los países de la eurozona'. No es la única tarea pendiente. La fórmula elegida para la recapitalización de la banca europea es 'ineficiente', en su opinión, 'al no abordar decididamente la limpieza de los balances de las instituciones bancarias y no tomar en cuenta las especificidades de cada país'.

Este último apunte va en consonancia con la propuesta del PP de sanear la banca en cada país en función de sus problemas concretos que, en el caso de España, supondrán el saneamiento de la cartera inmobiliaria que se mantiene en los balances de las entidades.