Público
Público

Moody's mantiene la calificación de España pero con perspectiva negativa

La agencia de calificación Moody's cree que el Gobierno pedirá un rescate y valora que el BCE esté dispuesto a comprar deuda soberana. La semana pasada, S&P la dejó al borde del bono basura porque considera optimist

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La agencia de calificación Moody's mantuvo hoy la calificación de la deuda soberana de España (Baa3, aprobado bajo) al considerar que el Gobierno español pedirá un rescate, pero la puso en perspectiva negativa. Moody's explicó su decisión en que el riesgo de que la deuda española tenga problemas de acceso al mercado 'se ha reducido' por la 'disposición' del Banco Central Europeo (BCE) a comprar bonos del Gobierno español para 'contener su volatilidad', según indicó en un comunicado.

La agencia de calificación 'cree que España solicitará probablemente una línea de crédito preventiva' al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE). Esto a su vez ayudará a que el BCE active su programa de compras en el mercado secundario. 'Creemos que esto ayudará a España a mantener el acceso a los mercados de deuda', resumió Kathrin Muehlbronner, analista de Moody's y vicepresidenta de su grupo de análisis de deuda.

La semana pasada, Standard & Poor's, otra agencia de calificación crediticia, rebajó la nota dos escalones, hasta situarla en BBB-, al borde del nivel conocido como bono basura. Su argumento fue que consideraba  como 'demasiado optimistas' las previsiones contempladas por el Gobierno de Mariano Rajoy en los Presupuestos Generales de 2013.

La agencia de calificación destacó además el 'compromiso' del Gobierno español con la aplicación de reformas fiscales y estructurales para corregir el déficit y estabilizar la deuda. También en el lado positivo, Moody's valoró el proceso de reestructuración bancaria y de mejora de la solvencia de las entidades afectadas, lo que debería 'devolver la confianza del mercado en el sistema bancario español en su conjunto', señala la nota.

La calificación Baa3 está un paso por encima del suspenso o consideración de bono basura, y Moody's explicó que pone a la deuda española en perspectiva negativa porque todavía quedan riesgos considerables, como la falta de progresos en el control del déficit. Los problemas en la zona euro si no hay avances en la aplicación de reformas o una hipotética salida de Grecia de la moneda única son otros de los riesgos que percibe Moody's, ya que tendrían consecuencias negativas para España.