Público
Público

Morales convocará a un diálogo con prefectos cuando se conozca el cómputo definitivo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció hoy que convocará a los prefectos (gobernadores) y a los movimientos cívicos y sociales a una mesa de diálogo cuando se conozcan los resultados oficiales definitivos del referendo sobre mandatos celebrado el domingo.

En conferencia de prensa con medios internacionales, Morales mostró su disposición a establecer un diálogo "sincero y transparente" con los prefectos, incluidos los opositores, y con los movimientos cívicos y sociales del país, en el nuevo momento que vive Bolivia tras la consulta revocatoria.

Morales ha salido ratificado de este referendo con un apoyo superior al 60 por ciento, con el 53,19 por ciento de las mesas de votación escrutadas, según datos de la Corte Nacional Electoral (CNE).

Los últimos informes de la CNE establecen que también mantienen sus cargos los prefectos opositores de Santa Cruz, Tarija, Beni y Pando, además del oficialista de Potosí, y quedarían revocados los de La Paz y Cochabamba (ambos contrarios a Morales), y el de Oruro, afín al presidente.

Tras el referendo y la llamada a la unidad de Morales, hoy en Bolivia se intensificaron los pedidos de diálogo y de acuerdo para resolver la crisis que vive el país, donde el proyecto constitucional del presidente choca frontalmente con el plan autonomista de varios prefectos opositores.

Aunque ayer el presidente boliviano apeló a la unidad del país y abogó por "juntar" la nueva Constitución con los estatutos de autonomía, hoy no desveló si está dispuesto a modificar la propuesta de Carta Magna en aras a llegar a un acuerdo con los gobernadores opositores.

"No se trata de que Evo Morales como presidente ceda o conceda, Evo no tiene ningún interés personal, si tenemos algún interés es el de buscar la igualdad de los pueblos", señaló.

En cualquier caso, insistió en que el diálogo nacional no sólo será con los gobernadores, sino que también participarán los alcaldes del país, así como las organizaciones cívicas y movimientos sociales.

"Mi pedido es que entendamos el pedido del pueblo boliviano que es de transformaciones en democracia. Hay que llevarlas adelante con el diálogo, pero no solo entre prefectos y presidente, sino también con los distintos sectores", apuntó el mandatario.

Sin embargo, el gobernador opositor de Santa Cruz, Rubén Costas, dirigió ayer un duro mensaje contra Morales, al que llamó "dictador" y "macaco", y hoy un responsable de su Prefectura admitió que existe desconfianza ante las convocatorias al diálogo del Gobierno.

En este sentido, Morales pidió a los prefectos autonomistas que "depongan" esa actitud radical "de ofensas y provocaciones" y les invitó "a trabajar juntos por sus departamentos y por Bolivia".

"La participación del pueblo en el referendo revocatorio nos obliga a juntarnos, al diálogo y a la unidad" en torno a "la dignidad de los bolivianos y, sobre todo, a la justicia social", destacó el presidente.

Durante su encuentro con la prensa internacional, Morales apuntó algunos de los temas que formarán parte de la agenda de ese diálogo nacional, entre los que figuran las autonomías y la distribución de los recursos económicos mediante un nuevo pacto fiscal.

Sobre el asunto autonómico, defendió que se debe garantizar la "autonomía de los pueblos" y no la autonomía en beneficio de algunos "grupos o familias, sino para la familia grande que es Bolivia: ése es el debate".