Público
Público

Morientes "sufre" en el banquillo del Marsella, que busca delantero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El delantero español del Marsella, Fernando Morientes, aseguró hoy que "sufre mentalmente" en el banquillo de un equipo que a penas cuenta con él y que busca delantero en el mercado de invierno.

A sus 33 años, y después de un último año en el Valencia en el que no jugó "casi nada", el cacereño confesó en la emisora gala "RMC" que sufre "bastante" mentalmente al verse relegado al banquillo aunque reconoce que no ha encontrado el punto de forma que necesitaría para arrebatar la titularidad a sus compañeros.

"En el plano mental sufro mucho", aseguró el delantero, quien "estaba acostumbrado a evolucionar en grandes equipos, a luchar con la competencia y a jugar muchos partidos".

Con un bagaje de un único gol en once partidos, militando en el segundo clasificado de la liga francesa, el ex internacional español no se sorprende de que el Marsella esté buscando delantero en el mercado de invierno, pero dice que no dejará de luchar por ganar importancia en el equipo.

"Lo veo normal. Deben reclutar a un gran goleador que nos aporte lo que nos falta en el plano ofensivo. Es lógico, sobre todo en este período de mercado, y no me molesta", aseguró el ex del Real Madrid, Liverpool, Valencia, Mónaco, Zaragoza y Albacete.

El ariete declaró haber firmado con el Marsella para probarse a sí mismo que todavía era capaz de jugar a alto nivel y, "por el momento, es un fracaso".

"Pensaba estar en forma en dos meses. Un mes para prepararme físicamente y otro mes para reencontrar el ritmo de competición", analizó Morientes, quien lamentó que "nada de esto se haya producido", aunque se mostró aliviado por que su contratación no requiriese transferencia a su anterior club.

Aún así, no se da por vencido porque no es de los que "se contentan con el pasado".

"Vivo a fondo el presente, y el presente me hace sufrir. Comprendo que uno llega a una edad crítica. Hace 16 años que soy futbolista profesional y, evidentemente, no tengo las mismas sensaciones que a los 20 años. Pero no bajo los brazos", aseguró.

No obstante, y aunque quiere cumplir sus dos años de contrato con el club galo, dice que "cuando haya que terminar" su carrera, la terminará.