Público
Público

Moscú niega que los presuntos espías operaran contra intereses de EE.UU.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministerio ruso de Exteriores admitió hoy que los presuntos espías detenidos en Estados Unidos son ciudadanos rusos, pero negó que cometieran actos dirigidos contra los intereses de EEUU.

"En relación con las acusaciones presentadas en EEUU contra un grupo de personas sospechosas de espiar para Rusia, informamos de que se trata de ciudadanos rusos que en distinto tiempo fueron a parar a territorio norteamericano", informó el portavoz de la Cancillería, Andréi Nesterenko.

Los detenidos "no cometieron actos dirigidos contra los intereses de Estados Unidos", recalca el comunicado publicado en la página web del ministerio.

Moscú expresa la esperanza de que las autoridades estadounidenses garanticen a los detenidos un "trato normal" en los centros de detención donde se encuentren y permitan que sean visitados por representantes del consulado ruso y por sus abogados.

"Esperamos que la parte estadounidense se muestra debidamente comprensiva en este asunto, teniendo en cuenta, en particular, el carácter positivo de la actual etapa del desarrollo de las relaciones de relaciones ruso-norteamericanas", concluye la nota.

En su primera reacción, la Cancillería rusa afirmó horas antes que el escándalo que estalló con la detención en EEUU de un grupo de sospechosos de espiar para Moscú persigue fines malintencionados.

"No entendemos los motivos por los que el Departamento de Justicia ha hecho una declaración pública al estilo de las 'pasiones de espionaje' propias de los tiempos de la Guerra Fría", dijo el mismo Nesterenko.

El diplomático lamentó que todo esto ocurra "en medio del reinicio de las relaciones ruso-estadounidenses, anunciado por el propio Gobierno de Estados Unidos".

Según las autoridades estadounidenses, ocho personas fueron detenidas el domingo acusadas de realizar durante un "largo periodo de tiempo" misiones encubiertas en Estados Unidos actuando como agentes para Rusia.

Además, otras dos personas más fueron arrestadas por participar supuestamente en un programa para la inteligencia rusa.

Un total de once personas, incluidos los diez arrestados el domingo, están acusados en dos causas criminales presentadas por separado con cargos de "conspiración" por actuar de manera "ilegal" como agentes rusos en territorio estadounidense.

Nueve de los detenidos afrontan, además, cargos por "lavado de dinero".

"La espectacular desarticulación de la supuesta 'red de espionaje rusa' ha causado estupor y perplejidad en Estados Unidos, y ha resucitado los recuerdos de los tiempos de la Guerra Fría", comentó el diario digital ruso Newsru.com.

La prensa local destaca que la detención se haya producido justamente tras una visita del presidente ruso, Dmitri Medvedev, a EEUU.