Público
Público

Cómo motivar al trabajador al que se le recorta el sueldo

Las empresas buscan cómo compensar al empleado en un entorno de crisis 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La crisis acecha y empaña el trabajo de las empresas pero, sobre todo, de sus empleados, que sufren graves consecuencias. Es el caso, por ejemplo, de Layetana Inmobiliaria, que ha tenido que despedir al 40% de su plantilla y ha rebajado el sueldo a los que se han quedado, que soportan la misma carga de trabajo.

O de Criteria, cuyo equipo de analistas de inversión y abogados ve escasos resultados en su trabajo de gestión de la cartera de inversión ante una cotización en bolsa que no levanta cabeza. Pese al entorno negativo, los expertos en Recursos Humanos aseguran que mantener la motivación de la plantilla es básico para que una empresa remonte.

Un 'caso de supervivencia' es el de Layetana Inmobiliaria, tal y como lo define su director de Recursos Humanos, Carlos Sardà, en la jornada de Adecco sobre cómo gestionar el personal en tiempos de crisis. En poco tiempo la compañía ha recortado su plantilla de 125 a 75 empleados.

La empresa ha reorganizado todo su funcionamiento, simplificado los procedimientos y externalizado servicios. Las reuniones son más productivas y al salir por la puerta 'todos saben qué tienen que hacer', explica Sardà.

Pese a trabajar más, los empleados han aceptado un programa de reducción salarial, que en algunos casos alcanza el 25%. La empresa sólo ha podido ofrecerles a cambio la recuperación del dinero si todo va bien y la reducción de jornada 'como forma de devolverles lo prestado, para que puedan dedicar su tiempo a otras cosas'.

En un momento difícil, Sardà coincide en que lo más importante es el sentimiento de esfuerzo colectivo: 'Es una apuesta de todos los que continuamos en el barco para salir adelante', explica.

Tiempo sabático o reducción de jornada, soluciones ante la recesión

'En este momento de crisis, es importante lograr que los profesionales se sientan valorados. Debemos demostrarles que siguen siendo imprescindibles', explica Almudena Gallo, directora de Recursos Humanos de Criteria CaixaCorp, con un centenar de profesionales.

La empresa se muestra favorable a 'ofrecer momentos sabáticos o hacer reducción de jornada' como fórmulas para garantizar la continuidad de las empresas y sus trabajadores. Cuando las cosas van mal, es contraria a despidos o medidas restrictivas: 'La función de RRHH no es ser policías. Hay medidas a corto plazo que son caras a medio y largo plazo', asegura.

Acudir al despido para recortar gastos cuando no es muy necesario 'es muy peligroso', afirma el consultor y experto en gestión de crisis Enrique Alcalat, porque los que se quedan 'trabajarán desmotivados y aportarán mucho menos'.

Retener personas válidas no siempre es cuestión de dinero: 'No siempre es lo que piden. Se debe escuchar, que se sientan atendidas, pactar compensaciones, como formación o libranza en las tardes de los viernes, que se sientan bien'.