Público
Público

Mourinho no puede frenar el declive de la Serie A

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La eliminación de los equipos de la Serie A en la Liga de Campeones empieza a ser habitual, y aunque los tres que han sido eliminados en octavos esta semana tuvieron mala suerte, parece que están desarrollando un bloqueo mental ante los ingleses.

El entrenador Jose Mourinho, que se llevó la Champions en 2004 con el Oporto, fue contratado por el Inter de Milán en junio pasado sobre todo para reforzar sus posibilidades de retar a la élite europea tras años de fracasos.

Sin embargo, su carácter confiado y sus capacidades de gestión tienen un límite, y ha admitido que los italianos necesitan algo más si de verdad quieren suponer una amenaza para los mejores equipos del continente.

El ex técnico del Chelsea dijo que les faltó la "intensidad" necesaria tras ser eliminados de los octavos el miércoles por el actual campeón, Manchester United, que ganó la vuelta por 2-0.

"Necesitamos algo más para ganar esta competición, pero hablaré de esto con el club. Me sinceraré", dijo el portugués a la prensa.

El técnico del United, Alex Ferguson, se mostró mordaz con el rendimiento de su equipo en la primera parte, pero el que eliminaran a los líderes de la Liga italiana con amplitud dice mucho del aumento de la brecha entre ambos.

"Lo interesante para mí es que jugamos contra un equipo en su máximo potencial en cuanto a su experiencia y jugaron en su máximo", afirmó ante la prensa, tras acusar a sus jugadores de desplegar un "fútbol suicida".

Mientras cuatro equipos ingleses se han clasificado para cuartos, los italianos se quedan una vez más en el camino, estudiando cómo trabajar para ser más competitivos en Europa.

En primer lugar, los defensas tienen que aprender a actuar contra los centros al área. Nemanja Vidic y Cristiano Ronaldo, del United, marcaron del mismo modo, sin que los defensas del Inter se enteraran.

La Serie A se está volviendo más directa, y la fuerza física del Inter es la razón principal por la que se dirigen a su cuarto título consecutivo de la liga italiana y aún no pueden con los ingleses.

SIN SUERTE

En realidad, algo sí ha cambiado. El Inter peleó más en Old Trafford que el año pasado, cuando la derrota ante el Liverpool ayudó a que Roberto Mancini fuera despedido al final de la temporada. Zlatan Ibrahimovic y Adriano tuvieron ocasiones claras para marcar.

La Roma, que jugó sin muchos titulares, tampoco tuvo suerte el miércoles contra el Arsenal y perdió en los penaltis por 7-6, tras ganar la vuelta por 1- 0. Del mismo modo, la Juventus tampoco se vio superada por el Chelsea, subcampeón del año pasado, que les eliminó el martes tras ganar 1-0 en Stamford Bridge y empatar 2-2 en Turín.

El escándalo de amaño de partidos de 2006, que dejó fuera de Europa a la Juve, y la falta de inversión comparada con la riqueza en la Premier League, son dos importantes factores que explican los problemas de la Serie A.

Lo malo para la Serie A es que United, Chelsea y Arsenal se han clasificado sin estar en su mejor momento, lo que ha llevado a los medios italianos a especular con que quizá los jugadores de la Serie A puedan tener problemas psicológicos con los ingleses.