Público
Público

Muere el rey de los ositos de goma Haribo a los 90 años

Pasó al frente de la compañía 70 años, convirtiéndola en una de las empresas más famosas de Alemania. En la actualidad, emplea a 6.000 personas en 15 países

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Hans Riegel, el responsable de la compañía alemana Haribo, famosa por sus ositos de gominola, ha fallecido a los 90 años debido a una insuficiencia cardiaca, han informado fuentes de su oficina este martes.

Riegel dedicó casi 70 años de su vida a dirigir la empresa, que fue fundada por su padre, fabricante de gominolas, en 1920. Partiendo de una pequeña firma, que luchó con la escasez de una Alemania de posguerra, construyó una marca de fama mundial que exporta actualmente a 100 países. 

El ministro de Relaciones Exteriores alemán, Guido Westerwelle, ha expresado que Riegel hizo de Haribo una marca tan global que 'cuando he viajado en los últimos años, los ositos de goma habían llegado mucho antes que yo'.

Reigel se encuentra en el número 32 de la lista de las personas más ricas de Alemania

Haribo, acrónimo de Hans Riegel de Bonn, llegó a ser sinónimo de las exitosas Mittelstand de Alemania -pequeñas empresas de gestión muy activa que constituyen la columna vertebral de la economía-.

Los ositos de gominola con sabor a frutas fueron llamados originalmente osos bailarines, inspirados en los osos pardos que aparecían en las actuaciones circenses y en festejos. La feroz expresión de sus rostros de goma fueron reemplazadas por una sonrisa durante el cambio de imagen que tuvo lugar en 2007. 

La empresa de golosinas, con sede en Bonn, emplea a 6.000 personas en sus 15 sedes de todo el mundo. Según la revista Forbes, Riegel tenía una fortuna neta de 2,9 millones de dólares, lo que le sitúa en el número 32 de la lista de personas más ricas de Alemania. 

'Yo trabajo porque me hace feliz y no tengo ninguna razón para negarme a mí mismo esa felicidad', explicó el padre de los ositos en 2010. Riegel se sometió a una operación con éxito a principios de este año para extirparle un tumor cerebral por lo que su muerte llegó de manera inesperada. 

Haribo exporta sus famosos ositos de gominola a 100 países

Haribo dio a Alemania su eslogan publicitario más famoso, que prometía  hacer felices tanto a niños como adultos. Además, sus dulces son omnipresentes: ayudan a los médicos a que sus pequeños pacientes no lloren y a los hoteles a tratar mejor a sus clientes, colocando sobre la almohada un osito de goma. 

'Gracias, Riegel por hacer nuestra vida más dulce', ha publicado un fan en la página oficial de Haribo Alemania en Facebook