Público
Público

Un muerto y dos heridos en una explosión en las obras del TAV en Eskoriatza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un trabajador ha muerto y otras dos personas han resultado heridas en una explosión accidental registrada hoy en las obras de construcción del Tren de Alta Velocidad (TAV) en la localidad guipuzcoana de Eskoriatza, han informado fuentes de Interior del Gobierno vasco.

El accidente se ha registrado a las 14:20 horas en las obras del TAV que se están efectuando en el barrio Marin de Eskoriatza, donde había material explosivo sobrante de las voladuras efectuadas, al parecer goma-2, que ha estallado de manera accidental, causando la muerte de un trabajador de 55 años y nacionalidad ucraniana.

La explosión ha causado heridas graves a otro empleado, un hombre de 42 años y también ucraniano, quien ha resultado afectado por la onda expansiva y ha sido trasladado por una ambulancia medicalizada al hospital de Txagorritxu de Vitoria.

El herido permanece estabilizado en el servicio de urgencias de Txagorritxu, en espera de ser explorado por varios especialistas, ya que presenta "múltiples heridas", entre ellas oculares, ha informado la sanidad vasca Osakidetza.

También ha resultado afectada, con heridas de menor gravedad, una mujer de 32 años que ejercía de vigilante en las obras y que ha sido conducida al Hospital de Arrasate (Guipúzcoa).

Al lugar, en el que aún permanece el cuerpo del trabajador fallecido, se han desplazado técnicos del Instituto Vasco de Seguridad Laboral Osalan y de la Inspección de Trabajo, con la intención de investigar las circunstancias de este siniestro, al igual que especialistas de la Unidad de Explosivos de la Ertzaintza.

Las obras en las que se ha registrado el accidente pertenecen al tramo Legutiano-Eskoriatza II, que el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias Adif adjudicó a la compañía Ferrovial-Agromán.

Se trata de un tramo de 2,4 kilómetros de longitud, que incluye la parte final del túnel de Albertia, y fue adjudicado en diciembre de 2006 a la citada empresa constructora por un importe de 65,6 millones de euros.

La Ertzaintza ha abierto una investigación para determinar las causas del accidente.

Del mismo modo, Adif, responsable de la obras del Tren de Alta Velocidad en Vizcaya y Álava, también investigará las circunstancias de este suceso.