Público
Público

Dos muertos en un atentado contra un oleoducto atribuido al PKK

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Dos personas murieron y una resultó herida anoche en el incendio provocado por un acto de sabotaje contra un oleoducto, cometido supuestamente por el grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Según informaron las televisiones turcas, el ataque se produjo en la provincia de Sirnak en uno de los tramos del oleoducto que conecta la ciudad petrolífera iraquí de Kirkuk y la turca de Yumurtalik a través del territorio kurdo de Irak y Turquía.

El atentado se cometió con un explosivo y produjo un fuerte incendio, que arrasó dos vehículos que se encontraban cerca, lo que causó la muerte de dos personas y heridas a otro.

Los servicios de seguridad de la empresa estatal BOTAS, encargada de los oleoductos turcos, y los equipos de bomberos consiguieron apagar el fuego con dificultad y el suministro fue interrumpido.

Aunque por el momento nadie ha reivindicado la autoría del ataque, los medios turcos acusaron a los rebeldes del PKK.

De hecho, en los últimos comunicados de la organización -considerada un grupo terrorista por Turquía, la UE y EEUU-, la dirección del PKK señala como objetivo los oleoductos de Turquía.

Por otra parte, un informe de los servicios secretos turcos que hoy cita el diario 'Sabah' alerta sobre el peligro de nuevas "provocaciones" del PKK y de otros grupos radicales de izquierda.

El objetivo de los rebeldes sería crear tensión entre la población turca y kurda en las semanas que preceden el referéndum sobre la reforma constitucional el próximo 12 de septiembre.

Como ejemplos cita los casos de las poblaciones de Dörtyol (en la provincia sureña de Hatay) e Inegöl (en la nororiental de Bursa), donde en julio se produjeron violentos choques entre etnias y ataques a las sedes del pro kurdo partido BDP.

El informe agrega que el incremento de ataques contra la policía -con seis agentes muertos y 21 heridos en los últimos dos meses- tiene que ver con estos intentos de desestabilizar la situación por parte de grupos radicales.