Público
Público

Múgica defiende que las menores aborten con conocimiento paterno

El Defensor del Pueblo está de acuerdo con la ley de plazos porque "existe en casi todos los países europeos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, afirmó ayer en los cursos de verano de El Escorial que 'sería razonable que las menores de entre 16 y 18 años comuniquen a sus padres la decisión de abortar'. Según él, es lo lógico porque 'si los padres tienen que autorizar a sus hijos menores para operarse quirúrgicamente, con el aborto ha de ocurrir lo mismo', declaró.

Sin embargo, su argumentación se basa en un punto de partida equivocado: la Ley de Autonomía del Paciente, de 2002, estableció por primera vez la mayoría de edad sanitaria y la situó en los 16 años. Según esta norma, los menores pueden actuar sin necesidad de consentimiento ni conocimiento paterno, exceptuando tres supuestos: participar en ensayos clínicos, someterse a tratamientos de reproducción asistida y abortar.

En cualquier caso, Múgica no cuestionó en ningún momento el derecho al aborto de las mujeres. 'La interrupción del embarazo está consagrada en la legislación vigente', dijo. El Defensor del Pueblo también señaló que tiene claro que 'el aborto no es una cuestión estrictamente política, sino que es un tema en el que están involucrados los ciudadanos'. Por esta razón, según él, es necesario el máximo consenso político cuando se tramite en el Parlamento la futura ley de interrupción voluntaria del embarazo. Por otra parte, se mostró favorable a que la nueva normativa que regule el aborto establezca unos plazos que delimiten cuándo interrumpir el embarazo. Sus declaraciones han sido muy criticadas por varias plataformas provida.

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) avala, en un informe que será analizado mañana por su Comisión de Estudios, que las chicas de 16 años puedan decidir si quieren abortar. En su borrador, el órgano de gobierno de los jueces recomienda que la futura ley reconozca el derecho de los padres a ser informados.

El Comité de Bioética de Catalunya, un órgano asesor de la Generalitat, publicó ayer una declaración en la que se defiende el derecho de las chicas de 16 a 18 años a abortar libremente y sin el consentimiento paterno.

“Nosotros nos hemos posicionado teniendo en cuenta la Ley de Autonomía del Paciente”, afirmó ayer a este periódico el presidente del Comité, Marc Antoni Broggi. Esta norma establece que una persona de 16 años está capacitada para tomar decisiones que afecten a su salud, pero no a escoger por sí misma si desea interrumpir un embarazo. El Comité de expertos considera que no hay razones para esta excepción. Además, en su declaración, los especialistas se muestran favorables a que se respete la intimidad de la menor en caso de que no quiera comunicar a sus padres la decisión de abortar. “Si nos creemos de verdad la autonomía de una muchacha de 16 años y no hay razón para no creérnosla, ¿por qué no aceptar su confidencialidad?”, se preguntó Broggi.