Público
Público

Una mujer muerta y otra herida grave por violencia machista

Una mujer de 43 años ha muerto en Lugo a manos, presuntamente, de su marido. En Zaragoza un hombre ha apuñalado a su mujer y se ha rrojado arroja por un puente.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una mujer muerta, otra gravemente herida y una tercera a punto de ser quemada viva. Son la últimas víctimas por violencia machista en apenas unas horas.

El primer suceso se ha producido cuando un hombre, que ya ha sido detenido, ha matado presuntamente a su esposa en su casa, ubicada en la calle Carlos Azcárraga de Lugo.

La mujer, natural de Barcelona y de 43 años, era enfermera, y el supuesto homicida, que tiene dos hijos con la víctima, profesor.

El crimen se produjo de madrugada y el hombre se entregó a las pocas horas.

En el segundo suceso un hombre de 75 años ha apuñalado a su mujer, de 78, en el domicilio que ambos compartían en Zaragoza y posteriormente se ha arrojado por un puente del Tercer Cinturón de la capital aragonesa. Ambos han sido trasladados a un centro sanitario de la capital aragonesa para recibir atención médica de las graves heridas sufridas, aunque la vida de la mujer no corre peligro.

Los agentes policiales desplazados al domicilio del matrimonio han encontrado a la mujer tendida en el suelo en un charco de sangre, con heridas de arma blanca y varios golpes en la cabeza, que al parecer se causó la propia víctima al caer al suelo.

Los hechos han ocurrido esta mañana en la calle Pina de Ebro del barrio de Torrero de la capital aragonesa, han indicado las fuentes de la Policía que investiga las circunstancias de este caso. Según fuentes policiales, en esta pareja no existían antecedentes ni denuncias anteriores por presuntos delitos de violencia de género.

La mujer fallecida en Lugo en las primera por violencia machista en el mes de agosto. Con ella se eleva a 43 el número de mujeres asesinadas en España en lo que va de año.

 En la tarde de ayer, en Málaga, un hombre de 55 años ha prendido fuego al colchón en el que estaba durmiendo su pareja tras rociarlo con un líquido combustible, al tiempo que la amenazaba, cuchillo en mano, para que no intentara salir de la habitación.

Dos dotaciones de la policía que patrullaban por la zona se percataron del incendio cuando vieron una columna de humo y se dirigieron a la vivienda donde se produjo el suceso. Cuando llegaron observaron como el agresor avivaba un nuevo foco en la cocina del inmueble. Los agentes entraron en la casa, cuya puerta estaba abierta, y rescataron a la mujer, quien había quedado atrapada en la habitación. El hombre, lejos de cooperar, intentó agredir a los agentes, por lo que tuvieron que reducirlo.

El hombre fue detenido como presunto autor de un delito de homicidio en grado de tentativa y por atentado contra agentes de la autoridad. Tanto el agresor como su víctima fueron trasladados al hospital a consecuencia de la intoxicación derivada de la inhalación del humo del incendio.

Teléfono gratuito contra el maltrato: 016