Público
Público

Para las mujeres, la felicidad no depende de la economía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los hombres son más felices si tienen dinero, mientras que las mujeres encuentran mayor placer en la amistad y la relación con sus hijos, compañeros de trabajo y jefes, según reveló una encuesta mundial.

El sondeo realizado en Internet entre 28.153 personas de 51 países por la firma de marketing e información Nielsen, halló que mientras el mundo sufre una recesión mundial y los mercados financieros permanecen volátiles, mucha gente se está recordando a sí misma que el dinero no compra la felicidad.

El estudio de Nielsen sobre la felicidad dijo que, a nivel mundial, las mujeres son más felices que los hombres en 48 de los 51 países encuestados en abril de 2008, y que sólo en Brasil, Sudáfrica y Vietnam, los hombres resultaron ser más felices que las mujeres.

"Ya que ellas son más felices por factores no económicos, la felicidad de las mujeres está más a prueba de recesión, lo que podría explicar por qué las mujeres de todo el mundo son más felices en general que los hombres", declaró el vicepresidente de Investigación de Consumo de Nielsen, Bruce Paul, en un comunicado al que Reuters tuvo acceso esta semana.

Las mujeres japonesas supusieron la mayor diferencia y son un 15% más felices que los hombres japoneses. Las féminas también son más optimistas acerca del futuro, alcanzando una puntuación más alta que los hombres en las previsiones de felicidad para los siguientes seis meses.

Las mujeres también están más satisfechas con su vida sexual, aunque los hombres por lo general eran más felices con sus esposas. Las mujeres japonesas y de Nueva Zelanda registraron la mayor diferencia en satisfacción con su vida sexual.

Los varones, por lo general, son más felices con su salud física que las mujeres, y esto es especialmente pronunciado en Sudáfrica. Egipto se resiste a esta tendencia, y las mujeres asocian su felicidad a su salud en una cuantía considerablemente mayor que los hombres.

A nivel mundial, los hombres asociaron su felicidad con su salud mental más que las mujeres. Esto sucede en España, Corea del Sur, México, Noruega, Suecia, Egipto e Israel.

Hay tres indicadores principales de la felicidad a nivel mundial, según el estudio: la situación económica personal, la salud mental y el empleo o carrera profesional. La satisfacción con la pareja también es importante para la felicidad en muchos lugares.

Además de los indicadores de la felicidad, la encuesta de Nielsen examinó qué factores específicos contribuyeron a la felicidad en todo el mundo.

"La felicidad es un tema local y personal y Nielsen trató de destapar los factores específicos que contribuyeron a hacer más feliz a la gente en diferentes partes del mundo", afirmó Paul. "Muchos de los países más pobres del mundo y de los mercados emergentes desbancaron a los países desarrollados en felicidad y niveles de satisfacción en casi todos los aspectos de sus vidas".

A nivel mundial, los lituanos y los indonesios son los que más confían en su situación financiera personal y su empleo para la felicidad, mientras que los sudafricanos y los venezolanos se situaron como los menos dependientes del dinero para su satisfacción, según la encuesta.