Público
Público

"La música como educación del individuo debería ser básica"

Es el primer español que gana el premio al mejor músico de jazz europeo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La música de Jorge Pardo (Madrid, 1955) no entiende de fronteras. Tanto es así que la Academia de Jazz francesa le ha elegido como mejor músico europeo de jazz en 2013. El saxofonista y flautista ha conseguido con su particular forma de entender la música una proyección internacional envidiable que le ha convertido en el primer español que gana el prestigioso galardón. Su música tampoco entiende de fronteras estilísticas. El jazz y el flamenco se mezclan para dar forma a un lenguaje personal y mestizo.

Asegura usted que 'no existe la pureza', ni siquiera la llamada pureza del flamenco. ¿Qué reflexión extrae de este debate?

Habría que saber que significa 'pureza'. En el mundo, ni la tan cantada 'agua pura' es tan pura, ya que contiene elementos varios. En el mundo de la música todos los géneros surgen del contacto entre varios músicos, varias culturas. Lo que ahora veneramos como puro puede ser que hace equis años fuera tachado de impuro. El mismísimo Juan Sebastián Bach, entre un sinfín de artistas, sufrieron y sufren este tipo de acusaciones. Por lo general, los géneros mas vivos son los que mas influencias reciben y ejercen, en el presente y en el pasado. De todos modos el debate es sano y hace aún mas grande ese arte. Por lo que a mí respecta, no me asusta el mestizaje, sino todo lo contrario. Creo que a la genética tampoco.

¿Cree que en la música ya está todo inventado o que aún se pueden inventar nuevas fórmulas?

No hay que intentar inventar nada. Si un músico vive su tiempo y como artista es sensible con su entorno, sonará nuevo. Si además se adentra en su interior será único y también común. Desconozco si está todo inventado, pero la información viaja libremente, o eso debiera, y sabemos que después de alcanzar un horizonte se nos aparece otro.

'No me asusta el mestizaje, sino todo lo contrario'Cita como influencias a gente tan diversa como Bach, Hendrix o Led Zeppelin y ha trabajado con grandes como Camarón, Morente... ¿Qué músicos admira más y por qué? ¿Cómo han influido en su música?

La gente que vive con conciencia y pasión lo transmite en todo lo que hace. Esta gente que citas sin duda pertenece a ese grupo. Pero hay muchos más, muy conocidos y muy desconocidos, músicos y albañiles... todos influyen en mi quehacer independientemente de la música que hagas. La enseñanza es eso, no si tocas re o sol, o tocas guitarra eléctrica o trombón, o te gusta el rock o el flamenco.

¿Cree que en las escuelas, además de matemáticas y lengua se debería enseñar a desarrollar la creatividad para fomentar así la cultura?

La enseñanza como institución tendría que cambiar varios vicios adquiridos e ir por el camino del aprender/educar a vivir/convivir antes de fomentar la competitividad en exceso de tal o cual disciplina. La música como educación del individuo debería ser básica.

'La enseñanza debería aprender a vivir y convivir antes que fomentar la competitividad'El jazz es un género en el que la improvisación tiene gran importancia. ¿Cómo se aprende a jugar con este reto añadido?

Hay muchas maneras de hacer jazz y muchos mitos recorren esa música. Siempre es difícil generalizar. Hay estilos en los que la improvisación pesa más que en otros. Improvisar es componer algo con carácter instantáneo, ese es un gran valor, ya que además de tus conocimientos adquiridos también habla tu alma, tu interior o tu impronta.

'Improvisar es componer algo con carácter instantáneo'Francia le concede el premio a mejor músico de jazz, pero ¿se siente valorado en su propia tierra? ¿Cree usted, como se suele decir, que si fuera de otro país se le admiraría más?

Me siento bien en mi país, muchos de mis paisanos han escuchado y escuchan mis 'inventos' con la misma pasión que yo los imagino. Hay otros que les gusta saber que perteneces a un club de elite para sentir admiración y así asegurarse de que ofreces la calidad suficiente. Otros tienen un gran rigor sobre sus gustos y solo se permiten escuchar su voz interior... ¡bienvenidos todos!

Ha asegurado en una entrevista que para los Veranos de la Villa, por ejemplo, no existe. ¿Echa en falta apoyo por parte de las instituciones?

No pretendo señalar a nadie en particular con ese comentario, pero es verdad que hay algunos escenarios de elite que no parecen confiar en mi música, como en la de otros como yo. Quizá por miedo a ¿no tener razón? Afortunadamente otros no. Los festivales apoyados por las instituciones se crearon en su gran mayoría para enseñar al ciudadano tendencias y artistas que no tenían mucha difusión en los canales mas convencionales, pero el signo cambió y ahora suelen ser mas conservadores e intentar asegurarse una gran audiencia y la conformidad de los grandes medios.
 
'Hay algunos escenarios de elite que no parecen confiar en mi música'¿Se puede vivir de la música siendo músico -además de Jazz- y no morir en el intento ?

Se puede si tienes fe en lo que haces y no eres muy ambicioso económicamente, o te acojes al 'no es más rico el que más tiene sino el que menos necesita'. Y aun así hay que tener un poco de suerte.

¿Qué opina de los recortes en Cultura que está llevando a cabo el Gobierno?

La industria por definición necesita vender muchas copias del mismo objeto, ese es el sentido de su existencia. Para ello necesita ser agresiva en su oferta para superar a sus rivales. La industria fonográfica multinacional no se escapa a este funcionamiento. Nada en contra. Pero prefiero comer en el restaurante en el que el cocinero elabora sus comidas para un número razonable de gente y con ingredientes frescos elegidos por él o sus colaboradores a una gran cadena de comida industrial donde el congelado, el gusto general y la maquinaria hacen el trabajo. En cuanto a los recortes la gente estamos, no indignados, sino atónitos, ante la ambición desmedida y desvergonzada de algunos de nuestros dirigentes o sus compinches negociantes y la suave y comprensiva actuación de la legalidad, para poder entender que los recortes en las herramientas sociales son justas.