Público
Público

La música, el nuevo combustible de 'la otra Fórmula' de Juan Pablo Montoya

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La motivación que llevó hace cinco años al piloto colombiano Juan Pablo Montoya y a su esposa, Connie Freydell, a crear una fundación para mejorar la calidad de vida de miles de niños colombianos pobres, fue la misma que ha inspirado al compositor puertorriqueño Master Chris a dedicarles una canción.

"¡Qué sería de un ser sin esperanza, qué sería de un niño sin sonrisa!', exclama en animado diálogo con Efe Master Chris, el mismo que ha producido muchos de los éxitos de Don Omar, Olga Tañón, Luis Fonsi, Daddy Yankee y Tego Calderón, entre otros.

El músico no dudó en dejar de lado sus múltiples compromisos para meterse en 'la otra Fórmula' en que corre la vida de Montoya, y gestar la canción que ayudará en la campaña para recoger dinero para el bienestar de centenas de niños más en Colombia.

En la actualidad, la 'Fundación Fórmula Sonrisas' ayuda a 5.000 niños de varias ciudades del país.

"La verdad, fue un ofrecimiento completamente espectacular, porque la música es una forma muy buena de llegarle a la gente, no solo para contar problemas de amor, de alegrías y tristezas, sino también para contar las cosas de la Fundación y lo que hacemos", dijo hoy a Efe, la esposa de Juan Pablo Montoya.

"La interpretación de la canción se hará, por primera vez, el próximo 26 de agosto, cuando realizaremos en Panamá el que hemos llamado el 'Concierto de Fórmula Latina'", anunció Connie Freydell.

"Allí se reunirán importantes cantantes latinoamericanos como el puertorriqueño Luis Fonsi, el colombiano Peter Manjarrés, así como Gabielle, un chica de 17 años que será, precisamente, la intérprete de la emblemática canción", añadió.

Freydell precisó que el concierto se hará en Panamá con la idea de mostrar allende las fronteras un poco los problemas de Colombia, y de compartir fórmulas para tratar de superarlos.

"Necesitamos el apoyo de todos para poder combatir estos problemas y darle más oportunidades a los niños", sostuvo.

Con un fondo de acordeones y violines, la propuesta musical es moderna, movida y con mucho sabor colombiano.

En uno de lo apartes de la canción aún no conocida, el compositor traza un paralelo entre la vida profesional de quién el alma de la fundación y quienes son la razón de su trabajo:

"Hoy en la pista de la vida/ aceleramos a un mañana/ donde abundan las sonrisas/ y está llena de esperanza.