Público
Público

La 'Nacional II' de IU no apoyaba de forma unánime a Grosske

Catalanes y baleares sí estaban de acuerdo en su candidatura, pero no los madrileños ni los aragoneses

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

¿Qué puede hacer pensar que dentro de un mes, en la primera reunión del Consejo Político de IU, todo se desbloquee? Las tres familias responden aludiendo a la trastienda de la asamblea. No había condiciones entonces, y “ahora será más factible porque la tensión ha bajado”, explican.

En la madrugada del domingo, Inés Sabanés y Rosa Aguilar recibieron de sus compañeros el mensaje de que si movían ficha, tal vez la N-II les apoyaba. Y la ficha fue presionar a Eberhard Grosske como candidato de consenso. “Entendimos que les gustaba la propuesta, no que hubiera un pacto cerrado”, afirma una gasparista. La N-II quedó en hablar por la mañana con el PCE. “Vimos que no había condiciones. Postular a otro aspirante les rompía”, afirma un responsable de la Nacional II. Pero también este grupo se quebró: baleares y catalanes apoyaban a Grosske, pero aragoneses y madrileños se opusieron. Preferían esperar.

El PCE, al ver que no llegaba al 50%, ofertó a las otras familias no elegir líder y sí una comisión plural que encauzase el acuerdo en un mes. Hubo plácet general.

Cayo Lara, reunido el 50% del Consejo Político en la tarde del domingo, sondeó el terreno. No recibió apoyos suficientes y no presentó su candidatura. El grupo de Enrique de Santiago –los jóvenes del PCE– se revolvió. Querían sacar a Lara de coordinador general. Éste se negó. “Hizo bien, porque ante el puñetazo de su 43% se opone el otro bloque: habríamos apoyado a Eberhard”, dicen en la N-II.