Público
Público

Napolitano dice que el sistema de vigilancia de una aerolínea "falló miserablemente"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La vigilancia en una aerolínea que permitió que un hombre abordara un avión con materiales explosivos "falló miserablemente", afirmó hoy la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano.

"Eso es lo que todos nos preguntamos: ¿cómo este individuo pudo subir a un avión?", señaló la funcionaria en una entrevista con el programa "Today" de la cadena NBC de televisión.

Las autoridades estadounidenses acusaron al nigeriano Umar Farouk Abdulmutallab por intento de destruir un avión de la aerolínea Northwest durante su vuelo desde Amsterdam a Detroit el día de Navidad.

En el avión viajaban 278 personas, y algunos pasajeros y miembros de la tripulación sujetaron y redujeron a Abdulmutallab después de que, según las autoridades, encendiera un artefacto explosivo.

El nombre de Abdulmutallab estaba en una lista general de sospechosos por vínculos con extremistas, pero Napolitano manifestó que la información sobre el individuo no era suficientemente específica o grave como para impedirle que abordara un avión comercial.

"Claramente, este individuo no debería haber sido capaz de abordar este avión llevando los materiales que llevaba", dijo Napolitano. "Nuestro sistema no funcionó en esta instancia. Nadie está contento o satisfecho con lo ocurrido. Por eso es que se lleva a cabo una revisión amplia de los procedimientos".

"A esta altura creemos que con los procedimientos de inspección y vigilancia adicionales que se han aplicado y las medidas de protección adicionales dentro de los aviones, el viaje en avión es seguro", añadió.

La Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) ha advertido a los pasajeros de aviones comerciales que deben esperar procedimientos más estrictos de inspección en los aeropuertos, antes de que aborden vuelos comerciales.

Algunos medios estadounidenses han indicado que las medidas incluyen restricción de movimientos de los pasajeros en la primera y la última hora de vuelo, y límites en el uso de artefactos electrónicos tales como teléfonos celulares y computadoras.