Público
Público

Dos niños aparecen calcinados en una furgoneta en Quintanar del Rey, Cuenca

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Dos niños de 3 y 5 años han aparecido hoy carbonizados dentro de una furgoneta estacionada en una finca de Quintanar del Rey (Cuenca), vehículo en el que su padre, Hugo Florencio Pillajo Cuascota, de nacionalidad ecuatoriana, les dejó para realizar un gestión en una oficina próxima.

La madre, Nancy Yolanda Llasag Curay, también de Ecuador, se encontraba en su domicilio cuando ocurrieron los hechos y ésta noche se encuentra siendo atendida por psicólogos de la localidad conquense, informaron fuentes municipales.

La Guardia Civil investiga las causas del suceso, ocurrido poco antes de las 17.00 horas de hoy a la altura del kilómetro 40 de la N-320, a tres kilómetros de Quintanar del Rey en dirección a Tarazona de la Mancha (Albacete), cerca del límite entre ambas provincias.

Los agentes y los bomberos que se personaron en el lugar de los hechos encontraron a los niños carbonizados en los asientos traseros de la furgoneta, según ha informado la Subdelegación del Gobierno en Cuenca.

El padre, que ha resultado ileso, ha tenido que ser atendido por una unidad del Grupo de Intervención Psicológica en Emergencias y Catástrofes (GIPEC) de Castilla-La Mancha.

Para la extinción del fuego han acudido ocho bomberos de Motilla de Palancar con tres vehículos, quienes se encontraban en Villanueva de la Jara en otra salida y fueron a Quintanar al ser avisados de este suceso a las 16.55 horas.

Junto a los bomberos también han atendido la emergencia la Guardia Civil, la Policía Local de Quintanar, técnicos de carreteras, una UVI móvil procedente de Motilla, un médico de urgencias de Quintanar que atendió al adulto, así como una unidad de psicólogos.

En declaraciones a Efe, el subdelegado del Gobierno en la provincia de Cuenca, Julio Magdalena, ha informado de que un equipo especializado en investigación de incendios de la Guardia Civil se ha trasladado desde Madrid para tratar de esclarecer lo ocurrido.

Según Magdalena, no se descarta ninguna hipótesis "pero con la prudencia que merecen estos casos parece que no ha sido un accidente de tráfico".

Por su parte, el alcalde de Quintanar del Rey, Martín Febrián, ha manifestado que la corporación municipal ha adoptado esta noche en un pleno y después de que se conociera el suceso tres días de luto en la localidad.