Público
Público

La nueva escultura de Richard Serra, instalada en su ubicación definitiva

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La escultura "Equal Parallel/Guernica-Bengasi", de Richard Serra, ya se encuentra en la que será su ubicación definitiva en el Museo Reina Sofía, en el amplio espacio de la antigua librería del museo rehabilitado como sala de exposición.

Todavía envuelta en plásticos protectores y sin reconstruir el muro que ha hecho falta demoler para poder introducir los cuatro bloques de acero de 38 toneladas de peso que forman la obra, el público tendrá que esperar hasta el próximo mes de enero para poder contemplar esta segunda versión de la obra del escultor estadounidense, galardonado el pasado viernes con la Orden de las Artes y las Letras de España.

Con la próxima inauguración de los bellos espacios de la sala en la que se encuentra la obra de Serra, muy cerca de la escultura de Juan Muñoz, se pondrá punto y aparte a una historia de la que, por el momento, se desconoce el desenlace ya que el paradero de la primera versión de "Equal Parallel/Guernica-Bengasi" sigue sin conocerse.

Después de que en enero del 2006 se tuviera conocimiento de la desaparición de la escultura, el artista y la entonces directora del Reina Sofía, Ana Martínez de Aguilar, llegaron a un acuerdo por el cual Serra autorizaba a reponer la obra desaparecida y colocarla, tras su exhibición en la exposición retrospectiva que el MoMA de Nueva York ha dedicado a Serra.

Transcurrido casi un año desde que fuera elegido director del Museo Reina Sofía, Manuel Borja Villel celebró hoy un encuentro con periodistas para hacer un balance del tiempo transcurrido, en su opinión "muy positivo", como lo demuestra el aumento de visitantes, un 15% respecto al pasado año y que será superior al millón ochocientas mil personas.

La exposición que el museo dedicó a las obras del Museo Picasso de París influyó notablemente en este aumento, "así como las exposiciones temáticas celebradas en este último semestre. Aunque ninguna de ellas ha sido una gran exposición de masas, nos hemos dirigido a un público muy diverso y los resultados muestran que la gente sabe más de lo que creemos".

Aunque el año 2009 será todavía un año de transición "en el programa hay una cosmología de artistas como Juan Muñoz, Eulalia Valldosera, Julio González, Rodchenko/Popova o Thomas Schütte que dan una idea de hacia donde nos dirigimos", comentó el director para quien, en plena crisis, es importante reflexionar sobre "el porqué el arte sigue siendo un valor".

Durante los próximos meses dejará de funcionar el Espacio Uno como tal y pasará a llamarse "Fisuras". Será un lugar, no solo para los mas jóvenes sino para los artistas que crean "un arte que rompe y que podrán intervenir en todos los espacios del museo".

También el año que viene se recuperará el Palacio de Velázquez del Retiro, que se espera poder inaugurar en diciembre de 2009, año en que se empezará a trabajar en la planta cero de Sabatini, "uno de los mejores espacios del Reina", según su director quien valoró también como "muy buenas" las compras realizadas durante este tiempo.

"En pocos años vamos a tener una colección de la que nos vamos a sentir muy orgullosos", comentó Borja-Villel quien adelantó que el próximo mes de mayo habrá una reestructuración completa de la colección. "Se mostrarán obras capitales que nunca se han visto. Vamos a contemplar una colección que va a sorprender".

En esta remodelación, el director tiene previsto romper con la visión tradicional de los espacios "que no tiene sentido". Habrá un espacio permanente en la planta segunda, en torno al Guernica, al que seguirá un "momento bisagra", el de los años 50, en la planta cuarta "y a partir de ahí la colección irá moviéndose con obras que se irán cambiando constantemente".

En lo que respecta al plano organizativo, Borja Villel comentó que se han cambiado treinta personas pertenecientes al personal directivo "y nuestra vocación de futuro es que el museo sea Agencia Estatal. El pasado 18 de julio se iniciaron los trámites para ello, tenemos el apoyo del Ministerio de Cultura y existe un cierto consenso para que antes de que acabe la legislatura lo tengamos".

Aunque reconoció que la crisis actual puede hacer más complicada la tramitación, consideró que se trata de un instrumento necesario para dotar de agilidad y autogestión al museo.

El inicio del programa de la Subdirección de Programas Públicos, la potencialización del museo como Centro de Arte y el trabajo en red son otras importantes líneas de trabajo del director.