Público
Público

Las nuevas enfermedades surgen entre el silencio y el poder del miedo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tan desconocidas como reales, las enfermedades producidas por la contaminación ambiental van casi parejas en la actualidad con aquellas otras patologías prefabricadas muchas veces sólo por el temor y para aumentar los beneficios de las empresas farmacéuticas.

Estas son algunas de las ideas reflejadas en el libro "La salud que viene. Nuevas enfermedades y el márketing del miedo" (ediciones Península) del periodista Miguel Jara, especializado en temas de salud y ecología.

Jara (Madrid, 1971) ha explicado a Efe que "entre bambalinas están apareciendo nuevas enfermedades que están haciendo daño a los cuerpos más sensibles", pero que los que las sufren "nos están advirtiendo al resto de la humanidad porque el peligro va a más".

Ha recordado que el 15 por ciento de españoles tiene algún grado de sensibilización química y el 5 por ciento está considerado enfermo con grado de severidad.

El también autor del documental "Carga tóxica" sobre las casi 104.000 sustancias químicas que hay liberadas en el medio ambiente, ha incluido en su nuevo libro los testimonios de personas que sufren tanto la Sensibilidad Química Múltiple (SQM) como la fibromialgia (FM) y el Síndrome de Fatiga Crónica (SFC).

Jara ha criticado que el Sistema Nacional de Salud no reconozca oficialmente la SQM como enfermedad y que las otras dos, aunque sí lo sean, se encuentren "silenciadas porque ni a la industria química ni a la administración les interesa reconocer a estos enfermos".

Entre los casos reales citados, a los que Jara ha exigido que tuvieran diagnóstico médico, se encuentra el de María José, una bibliotecaria que trabajaba en un sótano y, aunque en su oficina nunca hubo bichos, fumigaban de forma preventiva, terminó tragando todo eso y ahora padece Sensibilidad Química Múltiple (SQM).

Y el de Alicia, que cuando hablaba con el teléfono móvil sentía dolores de cabeza y, finalmente, fue diagnosticada de Síndrome de Sensibilidad Electromagnética.

Jara ha calificado a estos enfermos como "centinelas de la vida", el mismo término que se utilizaba para los canarios que los mineros llevaban para saber si había gas grisú.

También ha denunciado en su libro que "algo huele a podrido en los modernos edificios" o "estúpidas oficinas inteligentes", y pone como ejemplos la Torre Agbar de Barcelona o el edificio de Telefónica en Las Tablas (Madrid).

En éste último, una veintena de empleados sufren una enfermedad, aún leve, que se llama lipoatrofia semicircular. Está producida por una sobrecarga electromagnética de las mesas metálicas y causa marcas en las piernas por falta de grasa.

Otro material contaminante con el que convivimos sin darnos cuenta es el mercurio que se encuentra en los empastes molares y que puede despertar dolor de cabeza, mareos y cansancio crónico. A esta patología Jara la denomina "los besos metálicos".

"Los médicos de hoy en día son conservadores y no están formados en estas nuevas enfermedades emergentes", ha asegurado.

El libro también abarca las operaciones de márketing de miedo creadas desde los intereses de las empresas farmacéuticas, las cuales inventan o exageran enfermedades en los últimos años, la expansión pandemias y la venta de vacunas y antivirales.

Es el caso del Virus del Papiloma Humano (VPH) contra el cuello de útero, "una de las mayores operaciones de márketing del miedo de la historia" ya que, según Jara, hasta las mujeres de la tercera edad pensaban que era conveniente vacunarse.

Tampoco faltan referencias a la gripe A, a la que denomina "la pandemia de los medios de comunicación". Ha criticado el que se haya elevado de forma "rapidísima" a pandemia y ha mostrado sus dudas sobre si conllevará más venta de antivirales y de vacunas que las en realidad necesarias.

Jara, que desde su Blog (www.migueljara.com) está haciendo un seguimiento exclusivo sobre la gripe A, ha concluido preguntándose si en verdad vivimos en una sociedad de progreso cuando las personas "están enfermas por el inocente hecho de vivir en dicha sociedad".