Público
Público

Nuevos cánceres en la familia podrían exigir test adicionales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Frederik Joelving

Mantener a su médico al díasobre los cánceres en su familia podría incrementar larealización de test de control, de acuerdo a un estudio queintenta analizar la medicina preventiva personalizada.

Los investigadores hallaron que, entre los 30 y 50 años, elnúmero de personas que serían candidatas para un controltemprano del cáncer de colon en base a su historia familiarsaltó del 2 al 7 por ciento.

En el caso del cáncer mamario, la cantidad de mujeres quecalificaban para someterse a pesquisas más prematuras ysensibles subió del 7 al 11 por ciento para el mismo período.

"Los médicos deberían consultar la historia familiar cadacinco a 10 años", dijo la doctora Sharon Plon, del BaylorCollege of Medicine, en Houston, que trabajó en el estudio.

"Al tomar una buena historia familiar sólo la primera vezque se ve a alguien, se pierden importantes cambios", agregó.

Tener un pariente relativamente cercano con cáncer a menudocoloca a las personas en mayor riesgo de desarrollar laenfermedad.

Es por eso que grupos como la Sociedad Estadounidense delCáncer (ACS por su sigla en inglés) han adaptado sus consejossobre el control de acuerdo a los antecedentes familiares decada persona.

Por ejemplo, la ACS aconseja un test de imagen porresonancia magnética anual además de una mamografía para lasmujeres de 35 a 60 años que tienen un pariente de primer gradocon un diagnóstico de cáncer de mama antes de los 30.

Pero esas recomendaciones no están universalmente aceptadasy algunos investigadores dicen que hay poco conocimientodecisivo sobre los relativos daños y beneficios de un controlmás intensivo.

Los riesgos conocidos incluyen falsas alarmas que conducena procedimientos dolorosos y caros, al igual que la detecciónde células precancerosas relativamente inofensivas.

"Cuanto más persigamos a estos pequeños cánceres, másaumentaremos el riesgo de un diagnóstico excesivo", opinó eldoctor Michael LeFevre, del comité de Servicios Preventivos deEstados Unidos (USPSTF por su sigla en inglés), que noparticipó en el nuevo trabajo.

El diagnóstico excesivo se refiere a aquellos tumores quenunca hubiesen molestado a las personas si no hubieran sidodetectados, por lo cual el tratamiento es más perjudicial quebeneficioso.

Aun así, LeFevre indicó que la historia familiar de cánceres importante para tomar decisiones en cuanto a los controles.

"Creo que es apropiado actualizar la historia familiarperiódicamente", dijo a Reuters Health. "Este artículo sugiereque (...) es un blanco en movimiento", agregó.

El estudio, publicado en Journal of the American MedicalAssociation, es el primero en analizar cómo los nuevos cánceresen la familia influyen en la elegibilidad de una persona pararealizarle test más intensivos o prematuros.

El equipo usó datos nacionales de la Red Genética delCáncer, incluyendo los antecedentes familiares de cáncer decolon, mama y próstata de unas 11.000 personas.

Luego de analizarlos, los investigadores hallaron que elnúmero de candidatos para los controles adicionales subía enproporción al aumento de casos de cáncer entre sus parientes.

"Lo que encontramos es que si se toma una buena historiafamiliar a los 30 años, sólo se va a detectar una parte de losdatos importantes y que la historia familiar de cáncer siguecambiando hasta que la persona cumple 50", dijo Plon.

FUENTE: Journal of the American Medical Association, 13 dejulio del 2011