Público
Público

Obama abre nuevas vías de negocio para EEUU en viaje de seducción por India

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de EEUU, Barack Obama, abrió nuevas vías de negocio para las compañías norteamericanas en la India, entre ellas las de defensa, durante una visita de Estado en la que ha intentado seducir a los indios con grandes alabanzas al país y su papel mundial.

La relación entre EEUU y la India es "definitoria e indispensable" en el siglo XXI, ha sido la cita más repetida por Obama en los tres días de su visita; hasta cuatro veces la pronunció hoy en la rueda de prensa con el primer ministro indio, Manmohan Singh.

En la India gustó sin duda oír al mandatario de EEUU calificar al país de "potencia mundial", más que "emergente", aunque las grandes palabras de Obama no oculten que la suya ha sido una visita en busca de nuevos mercados para una economía en crisis como la norteamericana.

Obama destacó el preacuerdo para vender a la Fuerza Aérea india 10 aviones de transporte C-17 de Boeing por un precio estimado por la prensa en 5.800 millones de dólares.

Esta venta puede abrir las puertas a un negocio aún más jugoso, cuando la Fuerza Aérea elija al suministrador de los 126 aviones de combate con los que quiere sustituir a su vieja flota de fabricación rusa, a un coste de 10.000 millones de dólares.

Para que este y otros negocios sean posibles, Obama reiteró su compromiso de eliminar restricciones a las exportaciones de alta tecnología (de uso militar y civil) a la India, sacando de su "lista negra" a organizaciones como el ISRO y el DRDO, las agencias indias de investigación espacial y militar, respectivamente.

El presidente se ha esforzado en todo momento en destacar las decenas de miles de empleos que se verán apuntalados por la veintena de acuerdos, por valor de 10.000 millones de dólares, alcanzados en la India, la mayoría entre empresas privadas.

"La India no está en el negocio de robar trabajos en EEUU", apostilló Singh, para quien la deslocalización de empresas estadounidenses en suelo indio ha redundado en la productividad de aquellas y las previstas inversiones norteamericanas en la India lo harán en el crecimiento de este país.

El titular del Gobierno indio destacó que la mayoría de los acuerdos son en infraestructuras, un sector vital para el crecimiento indio que requiere, dijo, una inversión de un billón de dólares en los próximos cinco años.

"Damos la bienvenida a la contribución norteamericana para cumplir con esa ambición", aseveró Singh, que también admitió que EEUU posee una alta tecnología que la India "necesita" para modernizarse, "tanto en el sector civil como en el de la defensa".

Otra de la expectativas indias durante la visita de Obama era despejar el camino para el acuerdo de cooperación nuclear civil de 2008, que según el presidente está "listo para comenzar a implementarse" y apoyar las necesidades indias de energía.

Tres días ha durado la visita de Obama a la India y mucho ha repetido que es la más larga de su mandato y no "por casualidad", entre las muchas alabanzas a la democracia india, su apuesta por el desarrollo, su papel en Afganistán y en la región y el de "liderazgo" que debe asumir en Asia.

Fue este un guiño que, sin aludir a China explícitamente, apreciaron con grandes aplausos los diputados y senadores ante los que dio un discurso de 45 minutos en el que, además de repasar los avances de la relación bilateral desde que quedaron atrás las tensiones de la Guerra Fría, abogó por un asiento permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU para la India.

También hubo las precisas alusiones a Pakistán para que entregue a los responsables del ataque a Bombay de 2008, prudencia a la hora de sugerir que se reanude el diálogo entre la India y Pakistán, y palabras de elogio e inspiración en el padre de la nación india, al que mencionó con el respetuoso apelativo hindi de "Gandhiji".

Los Obama han bailado con niños de Bombay para celebrar el Año Nuevo hindú y el presidente ha departido con empresarios, agricultores, estudiantes, y con toda la cúpula política ya hoy en Delhi, donde ha dejado ver su cordialidad hacia Singh.

Además de los negocios cerrados o casi durante esta visita y los compromisos verbales de seguir eliminando las barreras al comercio bilateral (la previsión es que alcance los 50.000 millones de dólares este año), las dos delegaciones oficiales suscribieron acuerdos o memorandos en los sectores de energía, salud y agricultura.

Obama, que hoy es agasajado con una cena por la presidenta india, Pratibha Patil, sigue mañana su gira asiática y se desplaza a Indonesia. Volverá a verse con Singh para la cumbre del G-20 en Corea del Sur.

Julia R. Arévalo

DISPLAY CONNECTORS, SL.