Público
Público

Obama conversará con Lula sobre energía y la cumbre del G-20

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las relaciones de Estados Unidos en América Latina, la cooperación energética y las dos próximas cumbres de líderes mundiales serán los temas principales en la reunión del sábado entre el presidente Barack Obama y su homónimo brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva.

Lula se verá con Obama en la Casa Blanca a las 11:00 hora local (15:00 GMT), y será parte del pequeño grupo de líderes mundiales que ha visitado Washington desde la llegada al poder del presidente demócrata el 20 de enero.

El encuentro se produce con la crisis económica y financiera como telón de fondo, que dominará dos cumbres de líderes mundiales el mes próximo a los que asistirán ambos: la reunión del G-20 de economías industrializadas y emergentes prevista para el 2 de abril y la Cumbre de las Américas, que tendrá lugar entre el 17 y 19 de abril.

Las autoridades dijeron que Obama y Lula discutirán la crisis económica e intentarán estar preparados para las dos cumbres, además de abordar el cambio climático, el desarrollo de biocombustibles y la política de Estados Unidos hacia Brasil y otros países de Iberoamérica.

"Los dos presidentes usarán esta oportunidad para discutir el fortalecimiento de nuestra cooperación en temas bilaterales, hemisféricos y globales, incluyendo cómo abordar la crisis financiera de cara a la cumbre del G-20", dijo Mike Hammer, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

En los últimos días, han surgido divisiones entre Estados Unidos y Europa sobre la manera de afrontar la crisis financiera a las puertas de la reunión del G-20. Washington está presionando por aumentar el gasto gubernamental, mientras que países como Francia piden dar más énfasis a la regulación de los mercados.

Un alto cargo del Gobierno estadounidense dijo que Obama preguntará a Lula su postura al respecto, pero que no lo presionará para mostrarse a favor de Washington.

Por su parte, se espera que Lula use la posición de Brasil como potencial regional para presionar a Obama a que se comprometa más con los esfuerzos para lidiar con la inequidad social de América Latina y sus problemas económicos.

"Lo que quiero es que Estados Unidos mire a América Latina y a Sudamérica de manera amistosa", afirmó Lula esta semana. "Nosotros somos un continente democrático y pacífico y Estados Unidos debería fijarse en nuestro desarrollo y producción, no en el narcotráfico y el crimen organizado", manifestó.

El presidente brasileño también instará a Obama a que ponga fin al largo embargo estadounidense sobre Cuba y a que busque un acercamiento con el presidente socialista de Venezuela, Hugo Chávez, uno de los mayores críticos de Washington.