Público
Público

Obama envía un mensaje de diálogo al Gobierno iraní

Teherán exige a EEUU que pase de las palabras a los hechos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Siguiendo su política de apertura hacia Irán, Barack Obama tomó ayer una iniciativa bastante original al mandar un vídeo de felicitaciones 'al pueblo y a los líderes de la República Islámica' por la celebración del Nooruz, el año nuevo iraní. El presidente estadounidense habló de la 'promesa de una nueva oportunidad' siempre y cuando Teherán eligiera el diálogo.

'Durante casi tres décadas las relaciones entre nuestros países han sido tensas', aseguró Obama al reconocer que normalizar los contactos entre Washington y Teherán 'no se hará fácilmente'.

El vídeo, en inglés, subtitulado en farsi, se emitió casi 30 años después de que EEUU cortara todos sus intercambios diplomáticos tras el asalto de su embajada en Teherán durante la revolución de 1979, que mantuvo a 50 rehenes prisioneros durante 444 días.

'Quiero dirigirme claramente a los líderes iraníes', dijo Obama, 'tenemos serias diferencias que se han agravado con el tiempo. Mi Gobierno se ha comprometido a seguir la vía diplomática para tratar de estas cuestiones y crear lazos entre EEUU, Irán y la comunidad internacional. Es un proceso que no puede avanzar con amenazas. En su lugar buscamos un compromiso que sea honesto y se base en el respeto mutuo'.

Y más directamente. 'Ustedes también pueden elegir', añadió el presidente estadounidense, 'EEUU quiere que Irán retome el sitio que le corresponde en la comunidad de naciones. Tienen ese derecho, pero conlleva responsabilidades y ese sitio no puede conseguirse con terror o armas, sino con acciones pacíficas que demuestren la grandeza de Irán, grandeza que no viene de su capacidad de destrucción'.

Escepticismo

Un cambio bastante considerable respecto al Gobierno del presidente George Bush que incluyó a Irán en su eje del mal aunque en los últimos meses mostrara un ápice de apertura al mandar por primera vez el pasado verano al número dos del Departamento del Estado, William Burns (que mantiene su puesto en el equipo Obama) a una ronda europea de negociaciones con el principal negociador iraní en temas nucleares, Said Jalili.

En Teherán las palabras de Obama se esucharon con cierto escepticismo. 'Lo recibimos de buena fe. Pero se necesita un paso adelante concreto. EEUU debe admitir su errores, que se remontan al pasado y son históricos', declaró a Efe Ali Akbar Javanfaker, considerado uno de los asesores más cercanos del presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad.

Hace unos días, el líder supremo de la revolución iraní, ayatolá Ali Jamenei, volvió a denunciar que 'la política del actual Gobierno estadounidense es la misma que en el pasado, no ha cambiado'.