Público
Público

Obama juega al baloncesto para bajar los excesos del Día de Acción de Gracias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente estadounidense, Barack Obama, jugó hoy un partido de baloncesto con un grupo de familiares y asesores, un día después de tomar la tradicional cena del Día de Acción de Gracias.

El presidente salió de la Casa Blanca a las 09.30 hora local (15.30 GMT) para practicar su deporte favorito en las canchas de la base Fort McNair, a las orillas del río Potomac en el distrito capitalino.

El partido fue un cinco contra cinco, según informó la Casa Blanca, y entre los jugadores se encontraba Reggie Love, su asistente personal, un afroamericano que al igual que el presidente también jugó al baloncesto durante su etapa universitaria en Duke uno de los centros docentes punteros en este deporte en EE.UU.

En su equipo y entre los contrincantes también habían algunos miembros de la familia Obama que han viajado a Washington para pasar estos días festivos.

El partido se desarrolló a puerta cerrada, lejos de los ojos de la prensa. Obama suele jugar con frecuencia estos partidos amistosos con algunos de sus colaboradores y funcionarios, en su adolescencia su sueño dorado era convertirse en jugador profesional.

Los Obama pasaron este año en Washington la festividad de Acción de Gracias, la más familiar del calendario estadounidense.

En su menú no faltó el tradicional pavo acompañado con jamón, pan de maíz, batata, patatas y bollos, y tarta de manzana, calabaza, patata dulce, crema de banana, cereza o arándanos de postre.

Tras semejante festín no es de extrañar que el presidente, quien es un hombre que le gusta llevar una vida sana y saludable, decidiera empezar el día con un poco de deporte para compensar el exceso de calorías.