Público
Público

Obama: "No podemos permitir que España se derrumbe"

El presidente de Estados Unidos asegura que trabaja para que España tenga el apoyo de todos los países de la UE, especialmente de Alemania

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró este lunes en una entrevista radiofónica que no se puede dejar que España 'se derrumbe' y señaló que está trabajando para que todos los países, incluido Alemania, apoyen los esfuerzos que está realizando España para reformar su economía.

'España es el país más grande, no podemos permitir que España se derrumbe', destacó Obama en una entrevista a la emisora colombiana W Radio, en la que también se refirió a Grecia e Italia: 'Grecia, obviamente, tiene incluso más problemas que España pero es (un país) más pequeño que España, e Italia tiene los mismos problemas en términos de financiar sus gobiernos', explicó.

El candidato a la reelección negó que se refiera solo a España cuando habla de la crisis de la eurozona y recalcó que el Gobierno estadounidense está 'trabajando muy duro' para asegurarse de que toda la Unión Europa reconozca que deben trabajar juntos para resolver este problema. Al inquilino de la Casa Blanca le preocupa especialmente que Alemania, con la canciller Angela Merkel a la cabeza, apoye las reformas de España. 

En este sentido, destacó que está promoviendo la idea de que los países de la región se unan para garantizar que España, que está comprometida con las reformas, va a tener el apoyo de otros países, como Alemania, ya que a largo plazo esto es beneficioso para toda la Unión.  'Hemos de asegurarnos de que España, que ha hecho grandes esfuerzos, está recibiendo el apoyo de otros países como Alemania, para que (las reformas) a largo plazo beneficien a toda la Unión'

Obama señaló que la recuperación económica europea también beneficiará a Estados Unidos ya que es su mayor socio comercial. 'Mientras mejor estén ellos mejor estaremos nosotros', concluyó Obama.

No es la primera vez que Obama se refiere a España. En 2009 habló en términos elogiosos, poniendo a España como ejemplo en energías renovables. Pero entonces la crisis de recrudeció y España empezó a ser 'un problema' para el presidente estadounidense por el acoso de los mercados.