Público
Público

Obama viaja a Australia para acordar una presencia militar permanente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de EEUU, Barack Obama, viaja hoy a Australia, la segunda etapa de su gira por Asia Pacífico, para subrayar la colaboración militar entre las dos naciones y acordar una presencia militar permanente de su país.

Obama partía hoy desde Honolulu (EEUU), donde este fin de semana participó en la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC), y llegará a Australia ya el miércoles, por la diferencia horaria.

La etapa australiana de la gira que concluirá este fin de semana en Indonesia tendrá un carácter sobre todo militar. De hecho, la razón oficial de la visita es conmemorar el 60 aniversario de la alianza defensiva entre los dos países.

Pero el anuncio principal del viaje será un acuerdo para destacar entre 500 y 1.000 infantes de Marina de modo permanente en la base militar de Robertson Barracks, en Darwin, en el norte del país.

Aunque hasta el momento EEUU no ha querido confirmar el acuerdo, según el comandante del Mando Estadounidense del Pacífico, el almirante Robert Willard, "es público que Australia ha hecho aproximaciones a EEUU para aumentar nuestra implicación con las fuerzas armadas australianas y nuestro uso de las instalaciones de adiestramiento que hay allí".

El acuerdo también incluiría el sí australiano a un mayor uso de sus bases en el Territorio del Norte por parte de la Marina estadounidense y también podría contener el uso adicional de aviones en bases aéreas del noreste australiano.

Sería la presencia militar estadounidense más cercana geográficamente al sur de China, cuya enorme inversión militar en los últimos años EEUU ve con consternación.

Al mismo tiempo, su posición geográfica le mantendría alejada de los misiles chinos de última generación, capaces de alcanzar las bases militares estadounidenses en Okinawa (Japón) y Guam, en el Pacífico occidental.

Igualmente, esta presencia militar establece alternativas para EEUU en momentos en los que continúan las negociaciones entre Washington y Tokio sobre el futuro de la base estadounidense de Futenma en Okinawa.

Según ha recordado Willard, la gran mayoría de las tropas estadounidenses en Asia Pacífico se encuentra en bases en el norte asiático. Cualquier respuesta en caso de necesidad en el sur -por ejemplo, la entrega de ayuda humanitaria ante un desastre natural- requiere el desplazamiento de esas tropas.

"Cualquier oportunidad que tengamos de emplazar fuerzas en el sureste asiático resta presión a esa necesidad de desplazar tropas", apuntó el almirante.

Inmediatamente a su llegada a Camberra y tras una ceremonia oficial de bienvenida, el presidente estadounidense tiene previsto celebrar una reunión bilateral con la primera ministra australiana, Julia Gillard, con la que ofrecerá después una rueda de prensa conjunta.

El jueves, Obama, quien también se reunirá con el líder de la oposición, Tony Abbott, tiene previsto desplazarse al Parlamento australiano para ofrecer un discurso en el que expondrá las prioridades de su país en la región de Asia Pacífico.

Tras visitar una escuela junto a Gillard, Obama se desplazará a Darwin, lo que le convertirá en el primer presidente estadounidense que visita ese lugar.

Allí participará, junto a la primera ministra australiana, en una ceremonia de homenaje a los marinos estadounidenses caídos en el ataque contra el destructor USS Peary durante la II Guerra Mundial.

El barco se encontraba en Darwin cuando el 19 de febrero de 1942 se hundió tras un bombardeo masivo de aviones japoneses que mató a 80 de sus hombres e hirió a otros 13.

También en Darwin, Obama tiene previsto dirigirse a las tropas australianas y a un grupo de infantes de Marina estadounidenses.

Tras su discurso, el mandatario emprenderá viaje a Indonesia, donde en Bali participará en la Cumbre del Este Asiático, el primer presidente estadounidense que asiste a esta reunión.

Con esa participación, Obama quiere enviar una señal del interés de EEUU por implicarse en la región, donde mantiene tratados de defensa mutua con Australia, Japón, Filipinas, Corea del Sur y Tailandia y acuerdos menos formales con Singapur, Indonesia e India.