Público
Público

La obesidad no causa cálculos renales en los niños: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Genevra Pittman

Mientras que los adultosobsesos son más propensos que los más delgados a tener cálculosrenales, no ocurriría lo mismo en los niños.

Esto iría "en contra del sentido común", sostieneninvestigadores que observaron una mayor cantidad de adultos yniños con cálculos renales con el aumento de la obesidad.

"Todos coincidirían en que hay una mayor incidencia decálculos", dijo el doctor Brian Matlaga, urólogo de la Escuelade Medicina de la Johns Hopkins University, en Baltimore, y queno participó del estudio.

"Hay algo en la dieta estadounidense moderna, una dietarica en sodio, que estaría asociado con el aumento del riesgo",añadió.

Un estudio reciente con cifras de una base de datospediátrica había revelado que en 1999 se internaron 125 niñoscon cálculos renales para recibir tratamiento, comparado con1.389 niños hospitalizados en el 2008. Es decir que los casosaumentaron un 10 por ciento anual.

Pero se desconoce si el peso impulsa la aparición decálculos renales en los niños. El equipo del doctor Steve Kim,del Hospital de Niños de Los Angeles, analizó historiasclínicas electrónicas de chicos tratados en consultorios deFiladelfia.

En 2002-2009, se registraron 110 casos de cálculos renalesinfantiles y adolescentes (menores de 21 años). El equipocomparó cada caso con cuatro niños de la misma edad sincálculos renales y tratados en el mismo consultorio.

El 2 por ciento de los niños con cálculos renales teníasobrepeso y el 4 por ciento era obeso, comparado con el 4 y el5 por ciento, respectivamente, del grupo de control.

Niñas y varones eran igualmente propensos a desarrollarcálculos, mientras que los niños blancos tenían más riesgo quelos afroamericanos, según publica The Journal of Urology.

Expertos sugieren que la dieta de los adultos con sobrepesoy las alteraciones metabólicas que causa el sobrepeso modificael contenido y la química de la orina, lo que podría aumentarel riesgo de desarrollar cálculos renales.

Pero dado que "los niños no son adultos pequeños", el pesoinfluiría de manera diferente en ellos, indicó Matlaga. Aunqueagregó que la dieta podría influir en el aumento de los casos.

Kim coincidió: "El sodio está asociado con el metabolismodel calcio en la orina. Una dieta rica en sodio aumentaría elriesgo de desarrollar cálculos renales, aunque aún no tenemospruebas".

Además, los niños están consumiendo pocos lácteos y estopodría estar asociado con la química de la orina y el riesgo dedesarrollar cálculos.

"En general, los niños beben menos agua, o líquidos, que laque deberían. No están bien hidratados", dijo a ReutersHealth.

Para Kim claramente se necesitan más estudios para explicareste "cambio drástico" en la formación de cálculos que lospediatras observaron en los últimos años.

Aunque no existen estadísticas adecuadas, el autor estimóque en Estados Unidos habría menos niños con cálculos queadultos, que serían entre el 5 y el 10 por ciento de lapoblación.

FUENTE: The Journal of Urology, online 19 de agosto del2011