Público
Público

Obesos tienen peor salud sexual aunque practican menos sexo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Kate Kelland

Las mujeres obesas tienen cuatro vecesmás embarazos no planificados que sus pares con peso normalpese a que practican menos sexo, y los hombres obesos son máspropensos a sufrir enfermedades sexuales aunque frecuentanmenos parejas, dijeron científicos el miércoles.

En un estudio que analizó el impacto de la obesidad en lasalud sexual, investigadores franceses y británicos tambiénhallaron que las mujeres obesas son menos propensas a pedirconsejos anticonceptivos o a usar la pastilla, y los hombresobesos suelen sufrir más disfunción eréctil.

Mientras la epidemia de obesidad afecta a varias nacionesricas y amenaza cada vez más a los países en desarrollo, losexpertos dijeron que los resultados tienen consecuencias parala salud pública.

En Estados Unidos, por ejemplo, dos tercios de los adultosson obesos o tienen sobrepeso.

"En términos de la salud pública, el estudio brinda unnuevo enfoque a un mensaje familiar: la obesidad no sólo puedeafectar la salud y la longevidad, sino también la vida sexual",escribió Sandy Goldbeck-Wood, especialista en medicinapsicosexual del Hospital Ipswich, en Gran Bretaña, en uneditorial en el British Medical Journal (BMJ).

La investigación, liderada por la profesora Nathalie Bajos,del Instituto Nacional de Salud e Investigación Médica deFrancia, es la primera que estudia el efecto del sobrepeso o laobesidad en la actividad sexual y otros factores como lasatisfacción, los embarazos no deseados y los abortos.

Los autores analizaron las conductas sexuales de 12.364hombres y mujeres de entre 18 y 69 años en Francia en el 2006.

Alrededor de la mitad de ellos tenía un peso normal, con uníndice de masa corporal (IMC) entre 18,5 y 25; unos 2.500tenían sobrepeso, con un IMC de 25 a 30; y 750 eran obesos, conun índice mayor a 30.

En comparación con los hombres con peso normal, los obesoseran un 70 por ciento menos propensos a haber tenido más de unapareja sexual el año previo y 2,5 veces más propensos a sufrirdisfunción eréctil.

Los hombres obesos menores de 30 años tenían mucha másprobabilidad de padecer una enfermedad de transmisión sexual.

La disfunción sexual no estuvo asociada al IMC en lasmujeres.

Pero, comparadas con las de peso normal, las participantesobesas menores de 30 años eran menos propensas a buscarasesoramiento sobre la prevención o a tomar anticonceptivosorales. También reportaban más embarazos no planificados.

El estudio también detectó que las mujeres obesas erancinco veces más propensas a haber conocido a su pareja porinternet y a tener una pareja obesa. También contaban con menosprobabilidades de considerar al sexo como un aspecto importantede su vida personal.

Bajos dijo que la presión social, la baja autoestima y loscomplejos por la imagen corporal podrían ayudar a explicarestos resultados.

Goldbeck-Wood dijo que existe evidencia de que los médicostienen dificultad para hablar sobre sexo y de los problemas depeso con los pacientes. Sin embargo, deberían estar preparadospara hacerlo.

"Debemos entender más acerca de cómo se sienten laspersonas obesas con respecto a su vida sexual y qué causasexplican las conductas y actitudes observadas", opinó.