Público
Público

Obiang rechaza que haya observadores españoles en las elecciones de este domingo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Ngema, ha rechazado que un grupo de diputados viaje a la ex colonia española para ejercer de observadores en las elecciones de este domingo, en las que el mandatario ecuatoguineano aspira a su reelección después de treinta años en el poder.

La delegación parlamentaria tenía el visto bueno del Ministerio español de Asuntos Exteriores y de la Mesa del Congreso de los Diputados (la cámara baja del Parlamento español) para desplazarse este fin de semana a Guinea Ecuatorial para ser testigo de los comicios, pero el Gobierno de este país decidió no dar su aceptación, informaron a Efe fuentes parlamentarias.

El vicepresidente primero de la Comisión de Asuntos Exteriores y diputado del gobernante Partido Socialista Obrero Español (PSOE), José María Benegas, era quien iba a encabezar el grupo que tenía previsto viajar ayer, viernes, a Malabo.

En él estaban también los diputados Álex Sáez (PSOE), Guillermo Mariscal (del conservador Partido Popular) y Josu Erkoreka (Partido Nacionalista Vasco), según las mismas fuentes.

El Ministerio español de Asuntos Exteriores no ha dado detalles sobre por qué los parlamentarios no han viajado finalmente.

Exteriores se ha limitado a recordar que la autorización del Gobierno de Obiang para la observación electoral se limita a "la supervisión a nivel local por las embajadas y a las organizaciones internacionales", informaron a Efe fuentes de este departamento.

La Embajada de España en Malabo ha previsto un "seguimiento" de la jornada electoral y de cómo se desarrolla el cómputo de votos en los días posteriores, añadieron las fuentes.

Las autoridades ecuatoguineanos han aceptado la presencia de supervisores de la Unión Africana y de la Comunidad Económica de África Central (CEAC), además de haber cursado invitaciones a otros organismos internacionales como la UE y Naciones Unidas.

La condición impuesta por la Junta Electoral Nacional para las delegaciones extranjeras es que han de "gozar de reconocida reputación de imparcialidad, no perseguir fines de lucro, ni tener interés por la victoria electoral de una determinada opción política".

La negativa del Gobierno de Guinea Ecuatorial a aceptar la misión española tiene lugar después de que se hubiera abierto una nueva etapa en las relaciones con España con la visita del ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, a la ex colonia el pasado mes de julio.

Durante aquella visita, Obiang pidió normalizar la relación entre ambos países y dejar atrás cuatro décadas de divergencias, y Moratinos le hizo una petición para que hubiera más democracia y pluralismo político en la que fuera colonia española hasta 1968.

En las últimas elecciones presidenciales, celebradas en 2002 sin observadores españoles, Obiang revalidó su mandato después de que los candidatos opositores se retirasen.

Obiang está en el poder desde 1979, cuando dio un golpe de estado que derrocó a su tío Francisco Macías, el mandatario al que España traspasó el poder en 1968.