Público
Público

Los obispos vuelven a sugerir el voto para el PP

La Conferencia Episcopal Española insiste en que no se apoye a partidos que defiendan el aborto, la eutanasia o el matrimonio homosexual

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Conferencia Episcopal Española ha hecho un llamamiento a los electores, ante los comicios generales del 20 de noviembre, para que no apoyen las opciones de partidos políticos que defienden el aborto, la eutanasia o el matrimonio homosexual.

Tras la aprobación el pasado 21 de octubre por parte del Episcopado de un documento con motivo de las elecciones, el portavoz de los obispos, Juan Antonio Martínez Camino, alertó una vez más del 'peligro' que suponen 'determinadas opciones legislativas que no tutelan adecuadamente el derecho fundamental a la vida de cada ser humano, desde su concepción hasta su muerte natural, o que incluso llegan a tratar como un derecho lo que en realidad constituye un atentado contra el derecho a la vida'.

Martínez Camino recomendó igualmente en aquella rueda de prensa no votar a partidos que apoyan ordenamientos legales 'que no reconocen al matrimonio en su ser propio y específico, en cuanto unión firme de un varón y una mujer ordenada al bien de los esposos y de los hijos'.

Los obispos reclaman políticas económicas y sociales responsables

La Conferencia Episcopal destacó la necesidad de promover nuevas leyes que reconozcan y tutelen mejor 'el derecho de todos a la vida, así como el derecho de los españoles a ser tratados por la ley específicamente como esposo y esposa , en un matrimonio estable que no quede a disposición de la voluntad de las partes ni menos aún de una sola' de ellas.

Respecto a la crisis económica, los obispos consideran que ésta reclama políticas sociales y económicas responsables y promotoras de la dignidad de las personas, que propicien el trabajo para todos.

'Son necesarias políticas que favorezcan la libre iniciativa social en la producción y que incentiven el trabajo bien hecho, así como una justa distribución de las rentas; que corrijan los errores y desvíos cometidos en la Administración de la hacienda pública y en las finanzas, y que atiendan a las necesidades de los más vulnerables, como son los ancianos, los enfermos y los inmigrantes', precisaron en el texto.

Por otro lado, la Conferencia Episcopal indicó que 'una sociedad que quiera ser libre y justa no puede reconocer explícita ni implícitamente a una organización terrorista como representante político de ningún sector de la población, dado que el terrorismo es una práctica intrínsecamente perversa, del todo incompatible con una visión justa y razonable de la vida'.