Publicado: 30.01.2014 13:38 |Actualizado: 30.01.2014 13:38

El octogenario Botín afirma que va a estar en el Santander "todo el tiempo que haga falta"

El presidente del Santander avisa de que las "secuelas de la crisis" tardarán en desaparecer, aunque la recuperación cobre fuerza. Calcula que  el PIB crecerá este año un 1% "en un contexto económi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, ha asegurado este jueves que estará al frente de la entidad "todo el tiempo que haga falta" y mientras tenga el apoyo del consejo de administración y de los accionistas. Una vez más, en la rueda de prensa de resultados, Botín ha respondido con humor a la pregunta de si piensa abandonar la entidad teniendo en cuenta que cumplirá 80 años el próximo octubre.

"No siga, esto lo preguntan todos los años, mientras tenga el apoyo del consejo y los accionistas, voy a estar todo el tiempo que haga falta", ha dicho. Además, ha añadido que seguirá en la entidad porque "me divierte mucho" y, elogiando a su consejero delegado que lleva menos de un año en el cargo y se encontraba a su lado, Botín ha dicho: "cada día tengo menos trabajo" y, entonces, lo que tengo "lo hago mejor". Respecto al fichaje del ex ministro de Economía Rodrigo Rato como miembro de su consejo asesor internacional, Botín ha vuelto a decir que está encantado de que Rato haya vuelto, pues "tiene una gran experiencia" y está "seguro de que aportará muchos beneficios al grupo".

Con respecto a la economía española, que ha salido formalmente de la recesión en los últimos dos trimestres del año pasado, Botín ha destacado los indicios positivos, pero ha querido poner una nota de prudencia y animó al Gobierno a continuar con las reformas. El presidente del Santander ha vaticinado que la recuperación cobrará "fuerza" este año de "forma gradual" 2014, si bien ha advertido de que las "secuelas de la crisis", como la elevada tasa de paro, tardarán en desaparecer.

Por ello, ha instado a avanzar en las reformas pendientes para volver a un crecimiento "satisfactorio". "Que la recuperación se consolide no significa un retorno a la normalidad si por normalidad se entiende la etapa que vivimos en los años que precedieron a la crisis", ha avisado durante la rueda de prensa para presentar los resultados anuales de Banco Santander. El banquero se ha mostrado "cauto", a pesar de subrayar que España "está en el buen camino". "Hay un cambio de ciclo clarísimo", ha fundamentado.

Botín ha estimado que el PIB se incrementará "algo más" de un 1% este año, en la línea de las previsiones del Gobierno, y ha certificado que España ha dejado de ser "definitivamente el foco de la crisis" para convertirse en "un ejemplo" por las reformas emprendidas, puesto que "ya han empezado a dar sus frutos". En este sentido, ha puesto en valor que la reforma laboral está permitiendo un "mejor comportamiento" del mercado de trabajo y ha considerado que el sector privado también ha dado muestras de flexibilidad. Por ello, ha destacado el "creciente interés" de los inversores internacionales por España.

El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, con el consejero delegado de la entidad, Javier Martín. REUTERS

También se ha mostrado confiado en que las recientes turbulencias experimentadas en Argentina sean pasajeras y que el país recupere la estabilidad por la fortaleza de su economía.  Argentina es el cuarto país en generación de beneficio para el grupo español en América Latina tras Brasil, México y Chile, con un beneficio neto declarado en 2013 de 333 millones de euros, frente a los 263 millones registrados en 2012.

El presidente del primer banco de la eurozona por capitalización bursátil no ha querido desaprovechar la ocasión de destacar "el profundo cambio" que se había producido en el sistema financiero español recientemente. Sin embargo, Botín ha tratado de dejar muy claro que era "incorrecto" hablar del rescate de la banca, pues las ayudas financieras de 41.300 millones de euros aportadas por los socios europeos había ido a parar a las cajas de ahorro. Al respecto, ha cifrado en 4.000 millones la contribución del Santander al saneamiento y reestructuración de las cajas a través del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) y de la Sareb.

"Las ayudas de Europa y del Gobierno español han ido a parar a las cajas que estaban en situación de quiebra", ha señalado, al tiempo que calificó de "valiente" la decisión del Ejecutivo español, y en particular del ministro de Economía, Luis de Guindos, de rescatar Bankia, que acaparó con 18.000 millones de euros el grueso de las ayudas.

Botín, sobre este particular, se ha mostrado partidario de que el Estado pueda colocar ya una parte del capital de la entidad entre inversores. "Bankia esta yendo muy bien y es el momento, y yo creo que ya se puede sacar una parte de Bankia a cotizar, yo participaría (como colocador) en esa colocación", dijo el primer ejecutivo del mayor banco de la eurozona. El Gobierno español está evaluando una colocación parcial de hasta el 18% de Bankia aprovechando que el precio de las acciones se mueve en los niveles de la ampliación de capital con la que se inyectaron 17.959 millones de euros de dinero público en mayo.