Público
Público

La OIT advierte del riesgo de elminar las medidas de estímulo

Las ayudas gubernamentales dan trabajo a 5 millones de personas. 20 millones de empleos se perdieron en Europa desde octubre de 2008

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Advertencia de la OIT a los gobiernos europeos: retirar las medidas de estímulo económico podría retrasar la recuperación del empleo. Las consecuencias, según este organismo, sería la expulsión de 43 millones de personas del mercado laboral. 

El director del Instituto Internacional de Estudios Laborales de la OIT, Raymond Torres, asegura que la razón fundamental de esta advertencia es que 'la crisis del empleo global aún no ha terminado'. Los datos de la OIT indican preocupación por la situación del paro en Europa, donde ya se han perdido 'al menos 20 millones de puestos de trabajo desde octubre de 2008'.

En un informe sobre el trabajo en el mundo en 2009, la OIT considera que otros cinco millones de personas corren el riesgo de perder su trabajo 'de manera inmediata' si se retiran las medidas económicas de estímulo, ya que las ayudas gubernamentales permiten trabajar a la gente en situaciones de jornada reducida, desempleo parcial u otras modalidades. 

'Los trabajadores poco cualificados, los inmigrantes y los trabajadores de más edad, así como las personas que desean incorporarse al mercado por primera vez', indica la OIT, son los potenciales 43 millones de personas que pueden quedar definitivamente excluidos del mercado laboral de no mantenerse la recuperación económica. 

La OIT también destaca la importancia de las medidas adoptadas por algunos gobiernos para mitigar la pérdida de puestos de trabajo mediante la reducción de horas u otras prácticas para mantener los empleos, a pesar de la caída de la productividad.

El informe tampoco recomienda una retirada prematura de las medidas de estímulo porque se considera que 'la mayoría de las irregularidades del sistema financiero que están en la raíz de la crisis actual aún no han sido abordadas'.

Por ello, insiste en que las medidas de estímulo y las políticas en general deben poner al empleo y la protección social en el centro de la respuesta a la crisis, de acuerdo al Pacto Mundial para el Empleo promovido por la organización.

'La extensión de las medidas de estímulo fiscal, si éstas estuviesen bien orientadas hacia el empleo, aumentaría el empleo en un 7 por ciento, en comparación con una retirada prematura de las medidas de apoyo fiscal', se lee en el informe.

A partir de las más recientes estimaciones del FMI, se deduce que en los países con un alto PIB per capita el empleo no volverá a los niveles anteriores de la crisis antes de 2013, a menos que se tomen medidas más decisivas para estimularlo.

En los países emergentes y en desarrollo, los niveles de empleo podrían comenzar a recuperarse a partir de 2010, pero no alcanzarán los niveles anteriores a la crisis antes de 2011.

Torres asegura que la construcción ha sido la generadora de desempleo en España. Según Torres, en la comparación entre Alemania y España, se observa que 'con un declive más o menos similar de la productividad, en España se ha dado un aumento del desempleo mucho mayor que en Alemania'.

El responsable de la OIT dijo que ese mayor aumento del desempleo en España obedece a que 'no se han utilizado ese tipo de medidas para mantener el empleo y que la crisis se ha centrado allí en un sector específico, el de la construcción'.

Sin embargo, parece que el Gobierno español va en buen camino con su nueva Ley de Economía Sostenible, ya que la OIT pide en su informe invertir en el medio ambiente, pues considera que la economía verde es una fuente potencial de creación de empleo.

'Imponer un precio a las emisiones de CO2 y utilizar los ingresos que se originen para reducir los impuestos al trabajo aumentaría el empleo en un 0,5 por ciento para 2014, lo que equivaldría a generar más de 14,3 millones de nuevos empleos para la economía mundial', señaló Torres.

Actualmente, casi el 38% de todos los empleos se encuentra en sectores que producen altas emisiones de carbono.