Público
Público

La OIT retrasa hasta 2016 la recuperación del empleo

Pide a España un plan de choque para impulsar el trabajo de los jóvenes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La desaceleración económica podría afectar aún más al empleo mundial en los próximos meses. Lo constata la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en su último informe, en el que alerta del 'impacto rápido y marcado' que la situación económica actual, al borde de una segunda recesión, tendrá probablemente sobre el mercado laboral.

Tanto es así que el organismo asegura que en los dos próximos años sería necesario crear unos 80 millones de nuevos puestos de trabajo en todo el mundo, aunque 'es probable que tan sólo la mitad de estos empleos pueda ser creado', por lo que no será hasta 2016, un año después de lo previsto, cuando las economías desarrolladas vuelvan a los niveles de empleo y desempleo anteriores a la crisis. De esos 80 millones de empleos, 13 tendrían que ser generados en las economías avanzadas y, de ellos, la mitad deberían ser creados por EEUU y España.

EEUU y España tendrían que crear 6,5 millones de empleos en dos años

'No se ha puesto la suficiente atención al potencial que los empleos podrían tener para impulsar la recuperación. Por el contrario, los países se han enfocado principalmente en tranquilizar a los mercados financieros', afirma la OIT, que señala que el debate se ha centrado de forma excesiva en la austeridad y ha resultado a veces en medidas que 'a los ojos de la gente, amenazan la protección social y los derechos de los trabajadores'. Resalta también que sólo una economía avanzada, EEUU, haya anunciado un plan de generación de empleos, 'mientras la gran mayoría cuentan con planes de consolidación fiscal'.

Para ello, el organismo propone reforzar el diálogo social, implantar nuevas fórmulas para que el crédito a las pequeñas empresas fluya, incrementar el gasto en políticas activas de empleo y garantizar la protección social. Plantea también reforzar el vínculo entre salarios y productividad y critica duramente las medidas de moderación salarial, que han contribuido, dice, a exacerbar los desequilibrios globales y cuya efectividad para impulsar la creación de empleo no se ha demostrado.

'La moderación salarial no ha generado una mayor inversión real. Por el contrario, entre 2000 y 2009, más del 83% de los países registraron un incremento de la parte de los beneficios corporativos en el PIB; sin embargo, estos sirvieron frecuentemente para pagar dividendos en lugar de ser utilizados para invertir', dice.

Critica la moderación salarial, que además no ha contribuido a crear empleo

El organismo califica de 'preo-cupante' el estado del mercado laboral español. Precisamente, Eurostat reveló que el desempleo creció en septiembre hasta el 10,2% en la zona del euro y que España sigue siendo el Estado miembro con más paro, con una tasa del 22,6%. La OIT achaca el colapso del empleo en España a un modelo productivo excesivamente volcado en la construcción y pone deberes: una estrategia integral con un plan de choque para impulsar el empleo juvenil, mejoras en las políticas educativas, impulso a las políticas activas de empleo, reducción de la temporalidad y políticas salariales efectivas.

Desde que comenzó la crisis, el 86% de los más de 2,2 millones de empleos destruidos en España los ocupaban jóvenes de 16 a 29 años, según un informe de CCOO sobre la evolución del mercado laboral en los últimos cuatro años. La destrucción de empleo ha sido y sigue siendo más intensa entre los trabajadores con menos formación. El sector más castigado el de la construcción, que ha acaparado seis de cada diez puestos de trabajo destruidos.