Publicado: 25.04.2014 12:58 |Actualizado: 25.04.2014 12:58

Las ONG vuelven a denunciar al Gobierno en Bruselas por las expulsiones en caliente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un total de 14 organizaciones especializadas en migraciones y derechos humanos han registrado una queja ante la Comisión Europea contra el Gobierno español por las expulsiones colectivas y sumarias de inmigrantes en Ceuta y Melilla, donde quienes saltan la valla son conducidos de vuelta a Marruecos sin que medie ningún procedimiento de identificación. Las organizaciones, entre las que figuran SOS Racismo, CEAR o la Coordinadora de Barrios, solicitan a la Comisión que investigue en profundidad los hechos y, si procede, abra un procedimiento de infracción contra España.

El objetivo es "informar sobre las prácticas que han llevado a cabo las autoridades durante los últimos meses y pedir a la UE que investigue las expulsiones en calientes y valore si hay que abrir un procedimietno de infracción", explica Nuria Díaz, de CEAR. "Queremos poner en evidencia estas prácticas y los sucesos y más recientes", añade. De esta forma, tienen "la esperanza de que la Comisión escucha nuestras denuncias, pues es necesario elevar nuestra voz a todas las instaciones y que se investiguen los hechos".

Asimismo, instan a Bruselas a exigir formalmente al Gobierno de España "el respeto de los derechos humanos y el cumplimiento de la legislación nacional e internacional vigente en las actuaciones que lleven a cabo los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado en las fronteras españolas de Ceuta y Melilla".

La denuncia traslada a la Comisión "la persistencia por parte de las autoridades españolas, en practicar expulsiones colectivas y sumarias", apoyándose en un análisis de las actuaciones de las fuerzas de seguridad en la frontera durante los últimos tres meses.

Según explican, las prácticas que se están llevando a cabo por parte de los cuerpos de seguridad españoles y marroquíes "ponen en grave peligro la vida e integridad física de las personas que intentan llegar a la Unión Europea convirtiendo su trayecto migratorio en un continuo sufrimiento".

La queja lleva adjunta argumentación jurídica para sostener "que se están violando derechos básicos de esas personas así como la normativa española, europea e internacional vigente" y trasladar a Europa que "estas vulneraciones afectan tanto a personas que tratan de acceder a la UE en busca de un futuro, como a aquellas necesitadas de protección internacional que huyen de guerras, persecuciones y violaciones de derechos humanos".

Las ONG españolas se dirigen así por segunda vez este año a la Comisión Europea, después de que el pasado 21 de febrero denunciasen ante el regulador la muerte de 15 migrantes que trataban de alcanzar a nado la playa ceutí de El Tarajal.