Público
Público

La ONU estudia autorizar la persecución de piratas en aguas de Somalia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Consejo de Seguridad de la ONU estudia autorizar la persecución de embarcaciones piratas que operan frente a la costa de Somalia hasta el interior de las aguas territoriales del país africano, confirmaron hoy fuentes diplomáticas.

EEUU y Francia empezaron a redactar un proyecto de resolución en ese sentido que esperan distribuir próximamente entre el resto de los 15 miembros del máximo órgano de la ONU.

Las fuentes dijeron a Efe que la complejidad técnica de la resolución hace difícil pronosticar cuándo se presentará a consideración del Consejo.

El texto bajo consideración permitiría continuar con una persecución en caliente de cualquier embarcación involucrada en actividades de piratería si se refugia en aguas territoriales de Somalia.

La única condición sería que la nave de la Marina extranjera que participe en la persecución obtenga el permiso del Gobierno somalí y de Naciones Unidas para entrar en las aguas territoriales, según las mismas fuentes.

EEUU y Francia cuentan con una presencia naval permanente en la zona como parte de la operación antiterrorista estadounidense "Libertad Duradera".

El proyecto de resolución es visto como una respuesta de la comunidad internacional a la multiplicación en los últimos meses de los incidentes de piratería frente a la costa del país africano.

El ministro francés de Asuntos Exteriores, Bernard Kouchner, indicó recientemente la intención de su país de pedir al Consejo de Seguridad "una vigilancia internacional regular" en esas aguas.

La última víctima de la piratería en Somalia es el atunero español "Playa de Bakio", que con 26 tripulantes -trece españoles y trece africanos-, fue abordado y secuestrado el 20 de marzo por un grupo de piratas a 250 millas de la costa del país africano.

El Gobierno español ordenó a una fragata que navegaba por el Mar Rojo que pusiera rumbo a la zona del incidente para auxiliar al barco pesquero.

Un incidente similar vivió el pasado 4 de abril la tripulación del crucero francés de lujo "Ponant", que también fue secuestrada cuando navegaba frente a la costa de Somalia.

Los treinta tripulantes fueron liberados una semana después por agentes especializados franceses, que lograron capturar a seis de los piratas.

La zona en la que el velero y el atunero español fueron asaltados es conocida como escenario de actos de piratería para apoderarse de las mercancías de cargueros o tomar como rehenes a viajeros o tripulantes a cambio de rescate.