Público
Público

Opel cerrará la planta de Amberes a finales de año por falta de inversores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El productor automovilístico alemán Opel cerrará a finales de año la fábrica de Amberes (Bélgica) al no haber encontrado un inversor que presente un plan de viabilidad.

Opel informó hoy en su sede en la localidad alemana de Rüsselsheim, cercana a Fráncfort, de que "desgraciadamente ninguno de los inversores potenciales pudo presentar un concepto empresarial sostenible para la fábrica de Amberes".

En la fábrica de Opel en Ámberes, que produce el Astra, trabajaban inicialmente 2.500 personas, pero la mitad de ellas ya ha abandonado la empresa mediante un plan social.

La casa matriz, la estadounidense General Motors (GM), anunció el pasado mes de enero su intención de desprenderse de la factoría de Amberes.

En marzo, la dirección de GM mostró su disposición a apoyar la propuesta de los representantes de los trabajadores de buscar un comprador.

Opel ha buscado sin éxito un inversor hasta finales de septiembre y está dispuesto a mantener más conversaciones antes de que se lleve a cabo el cierre definitivo.

Las negociaciones con dos candidatos dispuestos a adquirir la fábrica, una compañía estadounidense y otra china, han fracasado, lo que supondrá el despido de las 1.300 personas que todavía trabajan en la planta.

Opel prevé volver a tener beneficios, como muy tarde, en 2012, para lo cual deberá reducir su capacidad de producción en una quinta parte, lo que implica la reducción de 8.000 empleos.

Para hacer atractiva la factoría de Amberes, Opel había prometido la producción del nuevo Astra Cabrio y otros productos nicho.