Público
Público

La oposición augura una corta vida al nuevo Gobierno de Tailandia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La oposición de Tailandia ha pronosticado una corta vida al recién elegido Gobierno del Partido Demócrata, al que considera incapaz de resolver los problemas del país, informó hoy la prensa local.

"Nosotros desempeñaremos nuestra obligación como oposición lo mejor que podamos. Daremos una oportunidad al nuevo Ejecutivo para gobernar antes de presentar una moción de confianza", afirmó Wittaya Buranasiri, portavoz parlamentario del principal partido de la oposición, el Puea Thai (De los Tailandeses).

Buranasiri, quien admitió que Tailandia está pasando por una difícil situación económica, achacó a los demócratas parte de la responsabilidad por la crisis que atraviesa el país.

Abhisit Vejjajiva, líder del Partido Demócrata, fue elegido primer ministro ayer en el Parlamento con 235 votos a favor frente a los 198 que obtuvo su contrincante, el candidato propuesto por el Puea Thai, Pracha Promnok.

El nuevo jefe del Gobierno venció gracias al apoyo de 68 diputados que desertaron de las filas de la antigua coalición gubernamental, liderada por los aliados de primer ministro Thaksin Shinawatra, expulsado del poder por los militares en 2006 y prófugo de la justicia tailandesa.

Hace dos semanas, el Tribunal Constitucional disolvió por fraude electoral al principal partido de la coalición gubernamental, el Partido del Poder Popular (PPP), e inhabilitó a sus dirigentes, incluido el primer ministro, Somchai Wongsawat, cuñado de Shinawatra.

Los seguidores del ex primer ministro afiliados al PPP se agruparon en un nuevo partido, el Puea Thai, ahora en la oposición.

La decisión del tribunal desembocó en el fin de las protestas antigubernamentales que mantuvieron en jaque al Gobierno de Tailandia durante seis meses y dejaron en tierra a 350.000 pasajeros tras cerrar durante una semana los dos aeropuertos de Bangkok, a finales del mes pasado.

Tailandia celebrará elecciones el próximo 11 de enero para cubrir los 28 escaños parlamentarios que quedaron vacantes tras la decisión del Constitucional, aunque el resultado no afectará el equilibrio de poderes en la Cámara Baja.