Público
Público

La OTAN y Rusia sellan su reconciliación tras el conflicto de Georgia

Los ministros de Exteriores de la OTAN y de Rusia, certifican la reanudación de la cooperación.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La OTAN y Rusia sellaron hoy su reconciiación tras el conflicto de Georgia, a pesar de las diferencias que persisten tanto sobre esa guerra como sobre futuras ampliaciones de la Alianza.

Los ministros de Exteriores de la OTAN y de Rusia, firmaron hoy tres documentos que certifican la reanudación y potenciación de la cooperación política y militar tras el período de ruptura que causó el conflicto de Georgia de agosto de 2008.

'Hemos acordado las bases que necesitamos para un nuevo comienzo de las relaciones entre la OTAN y Rusia', dijo el secretario general de la Alianza Atlántica, Anders Fogh Rasmussen, tras la reunión.

Rasmussen reconoció que, como es habitual con Rusia, no dejaron de surgir las diferencias sobre nuevas ampliaciones de la OTAN o sobre la guerra de Georgia, pero dejó a su vez 'la reunión dejó claro que no dejaremos que esos desacuerdos eclipsen nuestra cooperción en otras áreas'.

El ministro ruso, Serguei Lavrov, también se mostró satisfecho por la reanudación de la cooperación política y militar, pero no dejó de recalcar 'el riesgo que supone la continuación de los envíos de armas a Georgia' por parte de países de la organización, a los que pidió que se den cuenta del 'peligro' que implica.

El primero de los tres documentos que firmaron los 28 países de la organización y Moscú es un estudio de los desafíos comunes para ambas partes, lo que incluye áreas como terrorismo, narcotráfico o lucha contra la proliferación de armas de destrucción masiva.

Además, se firmó un plan de trabajo conjunto para 2010 y una reestructuración del Consejo OTAN-Rusia -el foro que reúne a ambas partes-.

Aliados y rusos manifestaron también diferencias sobre el proyecto de 'Acuerdo de Seguridad Europea' propuesto por Moscú para establecer un nuevo marco de seguridad en el área euro-atlántica, con el que el Kremlin dice querer acabar con la herencia de la Guerra Fría.

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, ha enviado a comienzos de esta semana un proyecto a los dirigentes de países de Europa y América del Norte, así como a varias organizaciones internacionales (como la OTAN y la OSCE).