Público
Público

Pacquiao y Márquez cumplen con el pesaje para su tercer combate

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Todo transcurrió con normalidad, sin ninguna excentricidad, ni contratiempos en el pesaje para la tercera pelea revancha entre el campeón mundial welter el filipino Manny Pacquiao y su retador el mexicano Juan Manuel Márquez.

Tras superar el último tramite oficial, todo se encuentra listo para que ambos púgiles se enfrenten el sábado por el cetro welter avalado por la Organización Mundial de Boxeo.

Pacquiao, de 32 años, elevó la aguja de la báscula hasta las 143 libras (64,8 kilogramos), mientras que Márquez pesó 142 (64,4 kilogramos), para el combate pactado a 12 episodios y en un peso máximo de 144 libras, por la corona que posee el boxeador, político y cantante filipino.

El campeón mundial dice estar preparado para bajar del cuadrilátero con su cetro de campeón y los 25 millones de dólares que cobrará por el duelo, además de dejar saldada a su favor la trilogía de peleas que van a protagonizar ambos púgiles.

Mientras que Márquez, de 38 años, que reivindica derrotó a Pacquiao en los dos combates previos, tratará de demostrar que en realidad ha sido superior al filipino, en el definitivo que tiene como sueldo garantizado cinco millones de dólares, la mejor bolsa que ha recibido hasta ahora en su carrera profesional.

Ambos llegan con una estructura física diferente a la que tenían en sus dos combates anteriores, si Márquez ha ganado musculatura, Pacquiao, que ha mandado a la lona al mexicano en cuatro ocasiones en las dos peleas anteriores, es más potente que cuando se enfrentaron hace tres años y además posee también más movilidad.

El poder de ambos y la técnica de los dos peleadores, que se dedican a tirar golpes prácticamente de principio a fin, podría hacer prever que la pelea acabará por la vía del nocáut, aunque también puede ser larga por el aguante que ambos púgiles tienen para encajar el castigo.

Para Pacquiao es la primera vez que sube a un cuadrilátero desde que derrotó al estadounidense Shane Mosley, en mayo pasado, para enfrentar a un viejo conocido y rival como es Márquez, con quien ha combatido 24 episodios que ya forman parte de la historia del boxeo.

En su primer combate, hace siete años, se enfrentaron pesando 125 libras (56,7 kilogramos), y en el segundo, hace cuatro, estuvo pactado en las 130 libras (59 kilogramos).

En esta ocasión la pelea será en el peso welter (147 libras, o 66,7 kilogramos), con un peso pactado en las 144 libras (65,3 kilogramos).

En ese peso el filipino se desenvuelve cómodamente, a diferencia de Márquez, que en su única pelea superior a las 140 libras (63,5 kilogramos) fue derrotado por el invicto estadounidense Floyd Mayweather Jr.

Las condiciones de cada peleador hacen favorito al filipino con números de 7-1 en la ciudad de Las Vegas, donde se va a disputar la pelea, en el MGM Garden Arena, del Hotel.

Para Pacquiao, que tuvo su última derrota en el 2005 en las 130 libras, la pelea, que se va a disputar en el MGM Garden Arena, del Hotel MGM, de Las Vegas (Nevada), significa arriesgar una racha de 14 triunfos consecutivos y la corona, ante Márquez, un peleador que ha sido campeón en tres categorías distintas.

Pacquiao si logra el triunfo dejará todo listo para que en el 2012 se pueda dar la gran pelea que todo el mundo espera frente a Mayweather Jr., mientras que Márquez con un triunfo conseguiría la reivindicación de ser el mejor en la trilogía y vengar al boxeo mexicano de las derrotas que les ha infligido el campeón filipino.

Además de ganarse también la oportunidad de una pelea revancha contra Mayweather Jr., que contaría con el apoyo de los aficionados al mundo del boxeo