Público
Público

El pacto educativo y la economía, objetivos de Zapatero en 2010

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, hizo el miércoles balance del año y estableció tres objetivos fundamentales para el próximo curso: un acuerdo sobre el diálogo social, la recuperación económica mediante el establecimiento de un nuevo modelo productivo y alcanzar un pacto por la educación con el PP.

Zapatero, que destacó que el Ejecutivo está llevando a cabo su programa de gobierno llegando a acuerdos pese a la difícil situación económica, espera que la creación de empleo comience en la última parte del año.

"El Gobierno está firmemente comprometido con un rumbo: impulsar la reactivación económica, que la economía sea más competitiva, innovadora, llevar adelante las reformas necesarias, y Gobierno está comprometido con la protección y cohesión social con un objetivo: crear empleo cuanto antes", declaró Zapatero en un tradicional balance que se extendió durante hora y media.

Sin embargo, el líder del PP, Mariano Rajoy, consideró que 2009 ha demostrado la incapacidad del Gobierno en este terreno.

"Este ha sido un año perdido para la recuperación económica de nuestro país, pero lo peor no es que haya sido un año perdido, es que además va a dificultar en el futuro esa misma recuperación y sobre todo la creación de empleo", declaró Rajoy.

El presidente Zapatero destacó algunas de las normas aprobadas este año, como la ley de financiación de las comunidades autónomas, la nueva ley de extranjería, la de comunicación audiovisual o la reforma de la ley del aborto, y puso de relieve otro de los retos de España en 2010: alcanzar un pacto de educación con el principal partido de la oposición, Partido Popular.

Las negociaciones entre el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, y la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, sobre un pacto educativo han retrasado un encuentro entre Zapatero y Rajoy.

"No hay un plazo establecido para la reunión con Rajoy", reconoció Zapatero, aunque afirmó que deseo que se produzca cuanto antes, pero primero es preciso un "clima previo y favorable y cierta preparación y disposición".

"El tema de la educación sí me parece importante incluirlo en el momento en que podamos decir que se ha avanzado", agregó el líder socialista.

PRESIDENCIA DE LA UE Y ETA

Otro de los frentes abiertos de España en 2010 será la presidencia rotatoria de la Unión Europea a partir del 1 de enero, donde el país espera consolidar su posición internacional.

"Somos más fuertes en el mundo que hace un año, ello ha tenido una constatación clara y es nuestra consolidación en el G-20, incluso la invitación para asistir al G-8 y va a tener su confirmación en el desarrollo de la presidencia rotatoria de la UE".

Zapatero negó que casos como la huelga de hambre de la activista saharaui Aminetu Haidar, que tuvo en vilo al Gobierno durante más de un mes con fuertes críticas a su gestión, debilitaran la imagen de España en el exterior, sino todo lo contrario.

"Más que debilitar, fortalece. Y no me haga poner ejemplos de lo que es debilitar", respondió a un periodista.

En el terreno de la seguridad pública, Zapatero destacó los éxitos en la lucha contra ETA, con 124 detenciones de miembros de la banda y 20 más procedentes de la violencia callejera.

Zapatero, que recordó a las tres víctimas mortales de 2009, respaldó a su ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, que ha sido criticado por advertir de que ETA preparaba un secuestro o un atentado de grandes dimensiones con motivo del inicio de la presidencia española de la UE.

No obstante, pese a los avances y la cooperación entre las fuerzas de seguridad del estado, el Gobierno vasco y el Ministerio del Interior, Zapatero advirtió de que la banda armada puede atentar en cualquier momento y que no habrá satisfacción plena hasta que ETA desaparezca.

Respecto a la sentencia sobre el Estatuto de Cataluña que se está discutiendo en el seno del Tribunal Constitucional, Zapatero espera que el texto sea "de profundidad intelectual y rigor"

"Ha habido tanto debate sobre determinados aspectos que es de esperar la máxima altura conceptual", manifestó, añadiendo que su visión personal es que el Estatuto es plenamente constitucional, pero que acatará la decisión de los jueces, como espera que hagan los impulsores de la demanda.